Casa Rosada. Presidencia de la Nación Argentina

La Jefa de Estado condicionó un acuerdo Mercosur-UE a la obtención de beneficios mutuos

La presidenta Cristina Fernández afirmó hoy que “el mundo está atravesando una crisis muy profunda y los países de la región tenemos que profundizar nuestra integración”. Lo hizo en declaraciones a la prensa, tras las deliberaciones en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, que se realiza en Brasilia.

En ese sentido, la Mandataria afirmó que el objetivo debe ser que las economías de la región “no se vean perjudicadas por la tragedia que se viene desarrollando” en otras latitudes, y remarcó la palabra tragedia ya que consideró que “no se trata solamente de números, sino también de gente que se queda sin casa, sin trabajo”.

La Jefa de Estado marcó como objetivo la “sustitución de importaciones” de al menos una parte de los 600 mil millones de dólares al año que la región compra a mercados de extra zona, muchos de cuyos productos “son producidos en el bloque”. También sostuvo que “debemos mirar a la zona andina, Ecuador está pidiendo su ingreso al Mercosur”.

Por otra parte, Cristina Fernández rechazó las acusaciones de proteccionismo que le adjudican a América del Sur, y afirmó que las autoridades de la Unión Europea “deben decirnos cuales son las propuestas que tienen”. “Nos hablan de aranceles, pero nuestros países tienen aranceles muy inferiores a los que tiene la Unión Europea”, recalcó.

Asimismo, opinó que un eventual acuerdo con la UE “”debe ser win to win, ganar-ganar”. “Hay un mundo nuevo que exige un nuevo modelo de comercio, y no nos parece justo que por la crisis que les genera grandes excedentes de productos industriales quieran colocarlos en nuestros mercados”, enfatizó la Presidenta.

Por último, la Jefa de Estado hizo una comparación del modelo argentino con el salmón patagónico, que “nada contra la corriente, y llega al lugar donde ellos quieren a desovar, a multiplicarse” y “mueren por el esfuerzo, pero se reproducen siendo cada vez más más fuertes, cada vez mejores”.

En ese sentido, aseveró que “se puede ir contra la corriente del modelo neoliberal y tener éxitos. Argentina, luego de haber incurrido en el default de deuda soberana más importante, ha protagonizado el crecimiento más importante en sus 200 años de historia”, remarcó.