Casa Rosada. Presidencia de la Nación Argentina

EN VIVO
Acto de anuncios de aumento en las asignaciones por hijo y familiares: Palabras de la Presidenta de la Nación

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN UN ACTO DE ANUNCIOS A TODO EL PAÍS, DESDE EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO DE LA CASA DE GOBIERNO, REALIZADO POR CADENA NACIONAL

 

Muy buenos días a todos y a todas. Agradecer la presencia de todos ustedes.

Esta reunión que nos encuentra una vez en este querido Salón para mí que es el de Mujeres Argentinas del Bicentenario, tiene por objeto cumplimentar una política que venimos desarrollando desde  hace tiempo y que constituye, creo, uno de los objetivos fundamentales del modelo 2003 y que es de la inclusión social. En este caso, con una de las medidas que ha constituido seguramente uno de los pilares de este proceso de inclusión y mejoramiento y también de actividad de la economía como ha sido la Asignación Universal por Hijo. (Aplausos) Medida que pudimos generar, sin lugar a dudas, a partir de haber recuperado la administración de los recursos de los trabajadores en la órbita del sector público, y que permitió implementar en noviembre del año 2009, esta medida que realmente ha tenido un impacto impresionante en nuestra sociedad.

El año pasado incrementamos de 180 a 220 el 26 de julio, este año deberíamos haberlo hecho en julio o agosto, pero la proximidad de las elecciones seguramente hubiera llevado a que algunos hubieran caracterizado como electoral la medida. Pero debemos actualizarla y por eso he decidido que la Asignación tendrá un incremento del 22,7 por ciento la que llevará la Asignación de 220 pesos actualmente a 270 (Aplausos) y la Asignación por Discapacidad de 880 a 1.080 pesos a cada uno de nuestros niños. (Aplausos)

Esta medida beneficia a 3 millones 591 mil 565 niños y jóvenes también, porque saben que es hasta los 18 años de edad en nuestro país y también de embarazadas, porque esto es aplicable obviamente a la Asignación por Embarazo que también incorporáramos como una medida más de cobertura de protección de inclusión social, y está relacionada con 1 millón 917 mil 342 adultos, familias. (Aplausos)

El impacto presupuestario es importante, son 2 mil 189 millones de pesos más anualmente; la inversión anual actual es de 9 mil 635 millones y de esta manera la inversión por Asignación Universal por Hijo y por Embarazo pasa a 11 mil 824 millones por año. (Aplausos)

Realmente como dice mi amigo Bernardo Kligsberg, el programa social más importante que se conoce a nivel global en términos de participación del PBI en un programa social, que también ha logrado una transparencia y una llegada que además de eliminar políticas clientelares, también puede estar simultáneamente con el sistema registrado de trabajo, porque en definitiva una de las grandes críticas que muchas veces había, es que los programas sociales competían con la posibilidad de incorporar trabajadores. Ahora, esto no sucede porque el trabajador que se incorpora a trabajar, sigue cobrando la Asignación Universal bajo la forma de Asignación Familiar como cobran todos los trabajadores registrados. (Aplausos)

En este sentido también quiero anunciar que hemos modificado, que hemos aumentado los topes que tienen las Asignaciones Familiares según los rangos salariales, esto se refiere a las Asignaciones Familiares, esto es lo que cobran todos los trabajadores en relación de dependencia que obviamente tienen como mínimo el salario mínimo vital y móvil, todos los trabajadores registrados cobran por encima del salario mínimo, vital y móvil además de lo que significa, como yo charlaba con algún dirigente sindical el ser un trabajador registrado. No solamente es la obra social, no solamente son los beneficios, sino que el recibo de sueldo te permite ser sujeto en la sociedad, te permite presentarlo para solicitar un crédito para comprar algo, y además te pone en el mundo de los registrados, en el mundo de la legalidad, como digo yo, y de la dignidad también.

En ese sentido hemos decidido modificar los rangos –me voy a poner lo anteojos para no equivocarme- y que nadie se enoje, había un rango hasta 2 mil 400, lo hemos elevado a 2 mil 800, el rango de 2 mil 800 se eleva a 4 mil pesos y el de 4mil 800 a 5 mil 200 pesos, con lo cual cobrarán exactamente  2 millones 225 mil niños la suma de 270 pesos que es la Asignación Familiar plena y que implica esa cantidad de niños y que es hasta 2 mil 800 pesos. Luego 204 hasta los trabajadores que van de 2 mil 800 a 4 mil, y 136….. de 4 mil a 5 mil 200 pesos.

Esto también se aplica lo mismo en materia discapacidad y se incorporan 138 mil 608 niños de trabajadores registrados hasta hoy, que no percibían Asignación Familiar. (Aplausos) La inversión total alcanza a 3 mil 125 millones más, lo que eleva a las Asignaciones Familiares de los trabajadores registrados por año en la Argentina a

12 mil 637 millones en total. Para que ustedes tengan una idea                              entre Asignaciones Familiares que son 12 mil 637 millones de pesos, antes era de 9 mil 512 millones de pesos para trabajadores registrados, y entre las Asignaciones Universales y por Embarazo se llega a un total de 24 mil 461 millones de pesos por año, solamente en concepto de Asignaciones Familiares y Asignaciones Universales por Hijo.

Este es un esfuerzo muy grande de toda la sociedad argentina, un esfuerzo que también ha redundado en lo que han sido los números que nos ha dado el último censo en materia de cobertura y también lo que se va a conocer el 26 de septiembre cuando se publique desde el INDEC los 31 conglomerados argentinos en materia de pobreza e indigencia y también la evolución de la distribución del ingreso que es el coeficiente Gini que es un instrumento y un coeficiente muy rígido, muy inelástico y muy difícil de mover.

De acuerdo al último censo hay niños menores de edad 12 millones 333 mil 747, cubiertos por la Asignación Universal por Hijo 3 millones 536 mil 822, es decir, el 29 por ciento. Todavía tenemos que el mayor porcentaje de niños cubiertos está en el orden de la Asignación Universal por Hijo tomado como categoría. Cubiertos por la acción de dependencia 3 millones 374 mil 874 que es un 27 por ciento; cubiertos por prestación de desempleos 108 mil 787, 1 por ciento cubierto por jubilación, pensión o pensión no contributiva.

Ustedes saben que tenemos pensiones no contributivas por más de 1 millón de pensiones cuando en realidad, cuando Néstor llegó como presidente había apenas creo que 187.000 pensiones, hoy estamos cubriendo más de 1 millón de personas.

Bueno, cubiertos por jubilación, pensión o pensión no contributiva, 386.788 menores, que responden a un 3 por ciento; cubiertos por empleo público nacional o provincial o municipal, 1.358.136, que es un 11 por ciento y cubiertos por otros sistemas provinciales o planes sociales, un 9 por ciento; hijos de trabajadores independientes, esto es decir monotributistas o gente que tiene una profesión liberal independiente y, por lo tanto, mayor poder adquisitivo, 956.353 e hijos de trabajadores formales, con ingresos superiores a 4.800, 864.000.

En realidad, están quedando un 5 por ciento de población para analizar, entre extranjeros, zonas de difícil acceso, chicos que aún no se han documentado y permítanme decirles que creo que debemos ser en estos momentos del mundo, uno de los países con mejor cobertura social para nuestros niños y creo que para toda nuestra población en general, lo cual me pone muy orgullosa.

Yo les hablaba del índice de Gini, y también de lo que son los 31 aglomerados urbanos y para que no haya ninguna duda, la remisión de los datos se hacen a través de los Institutos Provinciales de Estadísticas y Censos, que los toman en sus conglomerados y los remiten al INDEC.

De acuerdo, por lo tanto, a estos datos que se van a publicar el 26 de septiembre y si el impacto de lo que podría denominarse este aumento y este corrimiento también en materia de los topes de los salarios, en pobreza tenemos un 5,7 de hogares todavía pobres en Argentina y personas un 8,3. Y en materia de indigencia, hogares, un 2,2 y personas un 2,4.

De aquel 2003, con un 54 por ciento de pobreza y un 27.7 de indigencia, repito, a personas 8,3 y 2,4, pobreza e indigencia respectivamente. Nos gustaría tener menos de pobreza seguramente, pero hemos logrado perforar la cifra de dos dígitos y eso está directamente vinculado también con la perforación de los dos dígitos en materia de desocupación y también con todas las políticas sociales activas que hemos venido desplegando.

Venía escuchando también recién el índice de crecimiento de la construcción en el primer semestre en la República Argentina, el 10.5. Y leía también en el Censo y lo repetía ayer en La Matanza, donde realmente tuve una experiencia francamente conmovedora que el analfabetismo, que teníamos en el año 2001, 2.6, también hemos perforado los 2 puntos y hemos llegado al 1.9.

Podrían parecer números, como decir tenemos 400.000 personas más en La Matanza con agua o medio millón más con cloacas o millones de personas con agua, con cloacas nuevas en todo el país. Pueden parece números, pero cuando uno va a lugares como Virrey del Pino. La Matanza, corazón de La Matanza, y que esos números tienen rostro, tienen nombre y tienen todas historias de vida.

Realmente ayer me tocó vivir momentos muy pero muy conmovedores. Fuimos a una casa de María, que seguramente me debe estar mirando por ese televisor pequeño, un televisorcito…Me quiso llevar a su habitación para que la conociera. La dignidad de los humildes, digo yo. Un televisorcito muy pequeño, muy antiguo…me pidió si le podía dar un televisorcito…porque me quería ver más grande, por Canal 7, me dijo, se ve que por otros canales no me deben pasar tanto además.

Pero para María, que me mira por la Televisión Pública, y debe por ahí morándonos en su televisorcito chiquito, vamos a hacerle llegar un televisor más grande.

María es de Santiago del Estero y hace 40 años que vive en el Conurbano y me contaba y relataba su historia de vida, de dos hijos muertos, uno por bocio, y el otro ya ni me acuerdo que me dijo porque lloraba entrecortadamente y yo también lloraba. Así que era medio una telenovela mexicana, parecíamos las dos ahí…

Pero realmente, el drama, el drama de la gente que hasta hace poco tiempo no tenía agua en esa calle de Virrey del Pino, no había agua en el 2003, no había electricidad y no había pavimento y no había cloacas y no había gas.

Ayer, cuando fuimos, ya tienen pavimento, ayer llevábamos el agua y ya tenían electricidad. Nos falta ahora la cloaca y nos falta el gas. Es gente que tiene su garrafa y su tubo de gas, su garrafa fundamentalmente.

Esto nos marca, yo lo decía el otro día cuando charlaba cuando inauguramos esa maravillosa Evita…No sé dónde puso ahora el edificio, estaba buscándolo…Parrilli, ¿Dónde pusiste el edificio de la 9 de Julio? No, no, el que tenía…no te hagas el vivo, que de tonto estabas bien…Bueno, dale…

Estaba ese edificio y yo veía a la Evita mirando al Sur, divina, hermosa, con ese vestido fantástico y esa rosa, y el Evita más combativa, mirando al Norte como recordándonos las cosas que todavía nos faltan. Las dos: una, con la satisfacción de lo que hemos logrado y, la otra, recordándonos las cosas que todavía faltan.

Sabemos las cosas que faltan y por eso estamos trabajando como lo estamos haciendo y por eso vamos a seguir trabajando muy fuerte, porque hechos como los que sucedieron ayer o más tarde después, cuando de ver a María y a toda la gente del barrio de Virrey del Pino, iba un chico con una camioneta que nos corrió todo el trayecto diciéndome “por vos pude comprarme esta camioneta”, no voy a decir la marca para no hacerle propagando a nadie, era un pibe muy joven que después de metió en Mercedes Benz, 27 años y le pregunté qué hacía. Era distribuidor de golosinas, vendía golosinas, obviamente, con el incremento del consumo, un chico joven.

Y también, los trabajadores de Mercedes Benz que ayer visitamos, todos jóvenes también, 28, 31 años, incorporando nuevamente trabajadores porque están haciendo un motor argentino, porque están haciendo un nuevo vehículo, porque estamos agregando partes en esta pelea de todos los días.

Es una pelea pero no pelea en el sentido de pelearse por pelearse; es una pelea cotidiana que cada uno de nosotros da en cada uno de los ámbitos, la pelea que cada uno da en su vida personal también todos los días, cuando se tiene que levantar temprano, lidiar con esto, lidiar con otro, lidiar por ahí con que le pararon el subte porque la tarjeta del SUBE le da tendinitis cuando la ponen y entonces uno dice: “La pucha, parecer ser que algunos no han entendido lo que está pasando en la República Argentina y cuál es el rol…”

La verdad que…Yo a veces discuto, me enojo con algunos compañeros porque bueno, porque son las cosas lógicas, porque se ponen por ahí “que bueno, que todo ya, que vamos”, pero decir, sinceramente, que provoca tendinitis.

Yo me subí al colectivo cuando estaban los colectivos acá y para poner la tarjeta del SUBE…Yo vi a mi viejo trabajar durante años de colectivero, ¿tendinitis? Tenía que sacar boleto por boleto, picando…Ayer me regalaron en Mercedes Benz una boletera vieja que era exactamente igual a la que usaba mi viejo que laburó toda su vida y nunca tuvo tendinitis de nada. Vivía, claro, en un país donde en el que si no laburabas y era más difícil hacerse el revolucionario, porque no había gobiernos democráticos, entonces…

Cuando hay gobiernos como el nuestro, que ha hecho de su política de derechos humanos, de no criminalización de la protesta social, inclusive, respetada hasta límites que muchas veces nos provocan costos políticos porque no hay protestas políticas y sociales, sino que muchas veces son provocaciones…Bueno, por supuesto, cuando uno tiene un gobierno como el nuestro, ser revolucionario es lo más fácil que hay.

Así que, nosotros…yo por lo menos nunca pretendí ser revolucionaria, siempre fui peronista y muy humildemente nada más, digo que también podemos decir sigo apostando a la contemplación del otro, a la cordura, a la racionalidad pero, fundamentalmente, a entender a todo lo que le falta a los demás todavía.

Esto de la tendinitis eran también los que también, en ejercicio de la libertad sindical, reconocimos…¿Dónde está Tomada? Te acordás que también reconocimos al gremio en un ejercicio de la tan también declamada y reclamada y bien entendida libertad sindical.

Por eso digo: nosotros vamos a seguir trabajando. Yo les pido a todos los argentinos, a todos, a todos los que tienen responsabilidades, a todos los que tienen un trabajo, a todos los que tienen una empresa, un estudio, que están en la escuela, que están en la universidad, que están en el taller, que están en la tierra, en el surco, que están arriba de un arado, donde estén, que por favor pensemos un minuto no solamente en nosotros mismos o en nuestros posicionamientos personales que muchas veces no son ni pensar en uno mismo, es pensar casi corporativamente cómo me coloco en mejor posición frente a mi propio sector o mi propio grupo, todas actitudes egoístas, insolidarias, impropias de gente buena.

Yo estoy convencida de que la absoluta mayoría de la gente, de los argentinos, somos gente buena, con defectos, con virtudes, con cosas que por ahí vamos, venimos, nos enojamos, pero yo creo que en el fondo somos un pueblo de gente buena y creo que, en nombre de ese pueblo de gente buena y de todos los que faltan todavía incorporar a un trabajo registrado, a los beneficios, a poder vivir en un lugar como se vive en la Ciudad de Buenos Aires.

Recién charlábamos con Diego Bossio y ustedes saben que de la Asignación Universal por Hijo, estas son cosas muy interesantes y que no se saben, el 91 por ciento lo hace con tarjeta bancaria y hay un 9, un 8 por ciento que lo cobra y yo decía porque digo el mostrador…”No, no, ¿sabés lo que pasa? Que muchas veces, en Jujuy por ejemplo, no hay oficinas de la ANSES ni bancos. Y una vez al mes hay que ver bajar a la gente de los distintos pueblitos alejadísimos, donde no hay absolutamente nada, un funcionario de la ANSES, un miembro del Ejército, gente del Correo y pagar las asignaciones, las pensiones o las jubilaciones a gente que está alejada del mundo, que no tiene nada más que la mano del Estado que se puede alcanzar, que no tiene taxi, que no tiene subte, que no tiene micro, que no tiene gas, que no tiene agua y que, sin embargo –como ayer me pasó en Virrey del Pino, con María- cuando llegás con el agua y que tal vez otro te estaría diciendo acá ¡uy, cuánto tardaron!, todavía te lo agradece llorando”.

Entonces, nadie quiere que le agradezcan llorando nada, porque nadie quiere esas cosas. Pero quiere de los que ya tienen un mejor posicionamiento que han logrado a partir de todo lo que hemos construido desde el año 2003, que por favor pensemos en los demás.

Por lo menos es lo que yo hago, pensar en los demás. Tal vez, si pensara en mí misma y sola, bueno, no importa…

Muchas gracias a todos y a todas y a seguir trabajando por una Argentina con mayor inclusión social, con mayor justicia, con mayor equidad y con mayor igualdad.

Muchas gracias a todos. (APLAUSOS)