Casa Rosada. Presidencia de la Nación Argentina

Presentación del billete con la efigie de Eva Perón: Palabras de la Presidenta de la Nación

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN OFICIAL DE UN NUEVO BILLETE CON LA EFIGIE DE EVA PERÓN, EN EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO, CASA ROSADA.

 

Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas: la verdad que es un día muy especial. En primer término quiero agradecer a los trabajadores de Casa de Moneda que han hecho posible este trabajo. (APLAUSOS). Quiero también invitar – aquí al escenario, por favor – al artista francés y al argentino que es el mejor dibujante de billetes del mundo que quiso ser partícipe de esta obra histórica que consagra a una mujer que marcó no solamente la vida de los argentinos, sino que marcó un hito en la historia mundial:  Eva Perón. Y le agradecemos que haya participado realmente en este proyecto. Muchas gracias. (APLAUSOS). Y aquí un argentino, un de los mejores grabadores del mundo, es el hombre que luego que un artista como él dibuja el billete lo pasa… a ver cómo lo hacés. Yo lo iba a explicar y no sabía. (Risas). Se hace, primero el grabado, y después se hace todo lo que es el diseño del billete. Este hombre, que es uno de los mejores grabadores del mundo, es argentino, y trabajó 14 años en la Casa de Moneda, hace 21 años que se fue del país, hoy trabaja en Suiza, donde hacen la plata de todo el mundo. En fin, el hombre además de bueno… pero algún día te vamos a recuperar me parece, me gustaría que volvieras a la Argentina. (APLAUSOS). Un aplauso para él también, gracias. Qué orgullo, un argentino, uno de los mejores grabadores del mundo que hoy vive en Suiza y trabaja para los que hacen los billetes y las máquinas del mundo y que también fue el artista – porque además de grabador es artista – que protagonizó esta breve pero sentida historia de lo que fue también no la historia de un billete, si no la historia de los argentinos, en definitiva.

Este era un billete, que originalmente había sido pensado para un billete de 5 pesos, luego de la muerte de Eva Perón, en 1952, ustedes lo vieron y cuando vino la autodenominada revolución libertadora, golpe de Estado que derrocó el Gobierno constitucional del General Perón un empleado de la Casa de Moneda lo escondió detrás de un mueble de la Casa de Moneda como si fuera una suerte de embute, para decirlo así, lo escondió. El embutido viene de salame, no vayan a pensar otra cosas, nadie piense ninguna otra cosa extraña, por favor; lo embutió, se mete una cosa  dentro. Cuando se refuncionalizó las Casa de Moneda y empezaron a correr muebles y cosas aparecieron; pudieron haber aparecido, qué sé yo, en otro momento también y haberlos destruido. No, si son esas cosas del destino, de la historia, aparecieron durante nuestra gestión, los recuperamos y ahí iniciamos la tarea de emitir para este 60 aniversario, que es el día de mañana, del paso a la inmortalidad de Eva Perón este billete, que comenzó siendo conmemorativo, pero que yo voy a pedir – y no quiero entrar en ninguna polémica porque el otro billete de 100 es el de Roca – no quiero entrar en ninguna polémica. Pero yo quiero que las autoridades monetarias, que las autoridades de Casa de Moneda, del ministerio de Economía puedan arbitrar todas las medidas para que, en definitiva, medidas obviamente legales y de carácter operativo, cuando estamos ante la moneda no estamos solamente ante medidas de carácter legal, sino también de carácter operativo para que este sea el nuevo billete de 100 pesos. (APLAUSOS). ¿Por qué? Porque sinceramente y sin quitarles méritos a nadie, porque ustedes saben que la historia siempre es compleja y siempre hay posiciones diferentes, y mi intención no es polemizar. Pero después de 200 años de moneda es la primera vez que una mujer aparece en un billete. (APLAUSOS). Han aparecido todos: San Martín, Belgrano, Roca, Sarmiento, bueno no me acuerdo.

Y me parece que sí tenemos que hacer honor al género, además, quién mejor que para hacer honor al género que la figura de Eva Perón, estampada en el billete de 100 pesos. (APLAUSOS). Me gusta mucho la imagen, es una imagen plácida, a mí me gustaba mucho la Evita está, esa que está ahí enojada y que quiere comerse el mundo… bah, no comerse el mundo, a algunos nada más. Vamos a ser más precisión, tenía una precisión quirúrgica para encarar, pero la verdad que esta Eva Perón da una sensación de paz y de tranquilidad muy impresionantes. Tiene una balanza, que no es la balanza de la Justicia, de la Justicia como Poder Judicial, sino la balanza de la verdadera justicia, de la justicia social que también está acá. (APLAUSOS). Este es el laurel, el que está acá al costadito, a ver bueno no importa, voy a empezar a hacer lío. Es maravilloso; está también el ceibo que es la flor nacional, está el símbolo de la Nación; está también el símbolo de la abundancia y del otro lado, le doy vuelta un ratito, está la Diosa Ara Pacis, que era la diosa, no estamos proponiendo ningún culto alternativo, por favor. Se acuerdan que en la Caja de Ahorro había una mujer que también era una diosa que simbolizaba el ahorro, bueno hay figuras griegas que – como Hermes, en la Cámara de Comercio – lo tienen a Hermes que era el Dios del Comercio y nadie piensa que de La Vega sea un heterodoxo en materia religiosa. Así que por favor…no porque ya veo mañana los titulares que nunca faltan, los de la cadena del miedo y del desánimo comienzan con análisis extraños. Además es muy lindo, porque dice, al lado de Ara Pacis: “en unión y libertad”.

La verdad que estamos muy contentos de poder haber hecho esto todos los argentinos y también hecho por argentinos y franceses que nos ayudaron, por los más de 1.100 empleados de Casa de Moneda que tiene más de 186 años ya de vida. También una tarea muy importante que se ha venido desarrollando porque la Casa de Moneda, que acá está su titular – venía dándonos negativo y empezó a dar positivo, a partir del año 2010, pero quiero decirles que el incremento del patrimonio neto, en el período 2011, ha sido del 45 por ciento, y el incremento de facturación, en el 2012, ha sido de 125 millones, que representa un 60 por ciento de aumento contra el año 2010. Si uno pudiera mostrar los gráficos vería que los gráficos siempre estaban en rojos o eran muy finitos, inclusive durante mi gestión y durante la gestión de Néstor también, estuvieron muy finitos, de azul en positivo y muchas veces en rojo. Pero la verdad que estos son- yo no sé si podrá divisarse – los tres últimos años con el crecimiento 2010, 2011 y lo que va del 2012 un crecimiento muy importante. Por ejemplo, una máquina que se llama la Simultan cuarta… una anécdota para ver cómo pasan muchas veces las cosa y por qué hay tantos intereses cruzados y tantas cosas. Había una licitación que finalmente dejamos sin efecto, que era comprar todas máquinas nuevas. Esta era una licitación de aproximadamente 147 millones de dólares, de francos suizos, un poco más. Lorenzino vos que andás con la moneda y todo eso ¿un poco más? Un poco más, finalmente esta máquina que era de origen suizo iba a ser desguazada porque ya no servía más, se le pidió a su casa de origen suiza que nos pasara un presupuesto para repararla. Nos pasaron presupuesto de 4.000.000 de francos suizos. Nos pareció mucho y decidimos a hacerla con los técnicos argentinos, con elementos argentinos y la reparamos y llevamos gastado – más o menos -400 mil pesos. Y se sigue usando y produciendo. (APLAUSOS). Cosas, maravillas de los argentinos, no es que la atamos con alambre, no, funciona y muy bien. Hubo una recalificación, comenzamos a hacer también muchas cosas que antes no hacíamos o la encargábamos a privados. Por eso muchas veces cuando uno deja de encargarle las cosas a los privados y retoma el Estado porque la moneda… vamos, no es que nos queramos hacer cargo de las cosas que hacen los privados, de ninguna manera, pero la moneda es una cosa que tiene que estar a cargo del Estado, sin ninguna duda.

Si hay un instrumento de soberanía y hoy más que nunca adquiere una singular importancia es precisamente la moneda. Y hemos pasado a hacer el pasaporte electrónico, diseño, desarrollo y fabricación de los nuevos pasaportes electrónicos para el RENAPER, contando con una planta de producción de última generación; los padrones electorales del 2011, que también normalmente los hacían los privados y los hicimos en la Casa de Moneda y vieron que no hubo ningún problema en las elección, por favor. Mañana dicen: “hicieron los padrones, por eso ganaron con el 55 por ciento de los votos”. No, fueron transparentes. También la Lotería Nacional, recuperamos la impresión de los cartones de bingo de la Lotería que estaban también en manos privadas; Parques Nacionales con la digitalización de documentos que también hicimos para ellos; el recupero del PAMI – como cliente – para la digitalización de los documentos; una nueva tarjeta inteligente de policarbonato. Bueno, de resultas que los incrementos han sido en todos los rubros: del 111; del 61, en títulos automotor; en otros títulos del 31; en diplomas universitarios del 222 por ciento; en estampillas de la AFIP del 89 por ciento; en fajas AFIP – esas que se ponen en las clausuras y no se ahí pongan nerviosos – del 10 por ciento; en cheques cancelatorios de cinco mil, ciento por ciento; en Parques Nacionales de 228 por ciento.

Yo quiero felicitar a las autoridades de Casa de Moneda y los empleados también de esa institución, que han hecho posible también esta recuperación y que hoy estemos nuevamente en superávit y tenemos que seguir recuperando las capacidades del Estado en lo que es estrictamente competencia del Estado, indelegable e insustituible. Y bueno, muy contentos con este billete de 100, que yo estoy segura que se van a poner finalmente de acuerdo las autoridades monetarias, las autoridades económicas y la Casa de Moneda y vamos a poder tener este billete, que por primera vez incorpora a una mujer y a una mujer como Eva, en un momento en donde todas las cosas que ella decía, todas las cosas a las que aspiraba: a la justicia social, al tema de los trabajadores, adquiere una relevancia por todo lo que está pasando en el mundo de una manera muy especial.

Hoy recorrió la red la foto de este hombre – no sé si lo ubican – esta foto me la alcanzaron mis secretarios que siempre andan navegando en la red, se ve que por ahí tienen tiempo mientras yo hago mis cosas, bueno está bien, tener ociosas a la gente es malo. Este es José Luis Sampedro, es un literato y un economista español muy importante. En el 2010, el Consejo de Ministros de España, le otorgó la Orden de las Artes y las Letras de España y en el 2011 recibió el Premio Nacional de las Letras españolas. Bueno, este hombre apareció en la red con una carta dirigida al señor Presidente del Gobierno de España, que es economista también. Yo no voy a leer la carta, porque no corresponde, hay algunas cuestiones que tienen que ver con algunos adjetivos que él le dirige al Presidente y al Gobierno, que no corresponde  que una Presidenta lo repita. Y no es broma, así que… pero sí una frase que creo que define un poco el momento y que tiene tanta actualidad y tanta antigüedad al mismo tiempo, pocas cosas tienen ese matiz. Yo que siempre dicen que hablo contra los economistas. Me encantó la frase porque dijo: “Hay economistas que sólo trabajan para que los ricos sean más ricos, y hay economistas que trabajamos para que los pobres sean menos pobres”. (APLAUSOS). Y fue una frase que realmente me gusto porque yo misma debo reconocer tengo cierta tendencia – no me mire Moreno así – yo reconozco mis defectos y mis virtudes también, más los defectos que tengo seguramente que las virtudes, pero al revés, pero la verdad que siempre he estigmatizado un poco a los economistas. Pero la verdad que es injusto porque es como abogado. Yo soy abogada y bueno hay buenos y malos… en fin, dejémoslo ahí a los abogados porque es un rubro muy cuestionado ¿no es cierto? No te rías De Mendiguren, de qué te reís vos. Bien, es un rubro muy cuestionado pero realmente esto de los economistas me impactó porque realmente define cuál es exactamente el problema que es actual, pero al mismo tiempo es antiguo y es lo que ha venido discutiéndose a lo largo de los 200 años de historia de la Argentina y seguramente de los cientos de años de historia de la humanidad: ¿Para quién trabajar, para qué trabajar, cuál es el objetivo y la dirección que tiene que tener no solamente un economista, sino un político o un gobierno?

Y cuando alguien toma la dirección que es la de que los pobres sean menos pobres, obviamente recibe durísimos ataques. Bueno, ¡qué les voy a contar! ¡Qué no se ha dicho de esta mujer en la República Argentina! De esta digo, de mí también se han dicho cosas, pero de ella se han dicho cosas horrendas y le han hecho cosas horrendas.

Porque la verba es la verba, pero le han hecho cosas horrendas y se las han hecho después de muerta inclusive, que es lo peor que le puede pasar a alguien.

Por eso, el rescate y la reivindicación y fundamentalmente pensar por qué somos tan atacados quienes orientamos los esfuerzos, a veces con errores, con defectos.

Yo leía ayer una tapa de…a ver, me alcanzás la tapita de la cadena nacional del jefe…ayer leía: “El 28 por ciento de los gastos de la ANSES se usan en los jubilados”. Bueno, ustedes saben, son los jefes de la cadena nacional del miedo y del desánino. Y me ponía a pensar, porque vienen cuestionando cuando se le dio un préstamos a General Motors, cuando se le dio un préstamo a la provincia de Buenos Aires el otro día para que pudiera pagar sus aguinaldos, y yo quiero contarles la historia de lo que hizo este monopolio con los fondos de los jubilados cuando las AFJP eran privadas.

A partir del 18 de octubre del 2007, poco antes de que se estatizaran los fondos de las AFJPs, todas, absolutamente todas las AFJPs, compraron más de 25 millones de acciones a un promedio de 23,85 por ciento del Grupo Clarín.

Ustedes saben que yo no acostumbro a hablar con nombre y apellido pero en este caso tengo que hacerlo con nombre y apellido porque sería injusto que no lo identificara e involucrara a todos los empresarios o a todos los que tienen acciones.

Pero esas acciones se compraron por 609 millones; hoy, solo valen 200 millones. Porque a los pocos días de valer 23,85, de ser cotizadas, pasaron a valer 7. Esto me lo dice Diego Bossio, el titular de la ANSES.

Miren si por ejemplo, vamos a hacer un ejercicio, hubieran sido colocados estos 609 millones en una inversión conservadora, como podría ser colocar un plazo fijo, tasa BADLAR, que es la tasa que se paga a los que depositan más de 1 millón, 2 millones de pesos, hoy la ANSES, en lugar de los 200 millones de pesos tendría más de 1.000 millones de pesos.

Si lo hubiéramos prestado en los términos que le prestamos a la provincia de Buenos Aires, porque esto sale exactamente al otro día que la provincia de Buenos Aires recibe los 600 millones, hoy tendríamos 1.300 y pico de millones de pesos contra los 200 que tenemos. Y si lo hubiéramos invertido en el Plan Pro.Cre.Ar, que es otro tipo de inversión a lo que puede ser una letra del Banco Provincia o un plazo fijo, que son inversiones de activos financieros, cuando uno invierte en viviendas está invirtiendo en activos de capital y acá, fundamentalmente, en activos de capital vinculados también a mejorar la calidad de vida de los recursos de un país. Usted sabe que un país tiene recursos humanos, recursos o capitales activos financieros, bueno, en fin, tendríamos algo así como 900 millones de pesos.

Estos son los que enjuician y los que dicen “¡qué mal que se gastan los dineros de los jubilados!”, pero no dicen esto…

Ahora, lo que más me llama la atención es que, pese a las denuncias que hay radicadas en la Justicia sobre esto, se avance tan lentamente.

Yo me pregunto: ¿cuándo para condenar al Estado o cautelares contra el Estado salen como pan caliente y se condena al Estado inmediatamente? ¿Cómo puede ser que duren años los juicios cuando algún grupo empresario privado importante se comprueba que ha cometido acciones que tienen que ser sometidas a investigación porque están sospechadas de haber defraudado los intereses de los jubilados y sin embargo todavía no tenemos ningún resultado?

¿Por qué?

Como leía el otro día también, una denuncia que se hizo en el año 2005 contra las cementeras por cartelización de los precios, que la hicieron durante la gestión del doctor Lavagna en el ministerio de Economía durante la gestión del presidente Kirchner. Y bueno, y había sido condenada precisamente porque se comprobó que se habían cartelizado, inclusive fueron también sentencias confirmadas por Casación y se le abrió un recurso de queja en la Corte. Esperemos que sea para que no haya ninguna injusticia y puedan discutir sobre la cuestión de fondo.

Pero la verdad que llama mucho la atención la premura, la rapidez cuando se trata de condenar al Estado, como si el Estado fuera “mongo”. Cuando el Estado no es “mongo”, argentinos; el Estado somos todos nosotros, cada peso, cada recurso que se le quita al Estado, se le está quitando y, fundamentalmente, a los sectores más vulnerables que son los que necesitan del Estado, son los que necesitan que la escuela pública funcione bien, porque no puede mandar a sus hijos a una escuela privada. Son los que necesitan que el transporte funcione bien y siga subsidiado para poder seguir viajando barato porque no tienen auto o porque no lo pueden hacer, son los que necesitan que las universidades sigan siendo gratuitas para que sus hijos tengan la esperanza de poder capacitarse y tener un futuro mejor, son las miles de obras, como en las que estuve ayer en Santiago del Estero conmemorando los 459 años de la ciudad Madre de Ciudades de la Argentina donde inauguramos un aeropuerto en Termas de Río Hondo totalmente hecho con recursos públicos y también un fantástico centro de convenciones para más de 3.000 personas en la vieja estación Mitre.

Una emoción porque me regalaron la foto y la grabación que registraba la llegada a esa misma estación, pero en los 40 o 50, de Perón y de Eva. Estaba ella con la manito levantada saludando.

Fue un lindo recuerdo, un lindo momento porque, además, todo el pueblo de Santiago del Estero se volcó a las calles, con una alegría, con un…y te decían gracias por venir. La verdad que…y yo, bueno, yo gracias a ellos porque cómo nos han apoyado. Además fue una fiesta popular impresionante. Esas son las cosas que te dan alegría.   

Pero bueno, cuando uno ve entonces a estas cadenas nacionales del miedo y del desánimo…No sé si les pasó desapercibido el otro día un articulito que salió ayer, yo que soy lectora, porque leo todo últimamente, hay un articulito en La Nación, me mira la corresponsal de La Nación en Casa de Gobierno, ¿qué tal, Mariana, cómo estás? Bien. En Economía y Negocios, apareció, muy chiquitito, un articulito. Pobrecita, no tiene nada que ver ella, es simpatiquísima además, amorosa…Salió un articulito de una reunión en La Rural…Acá está, lo encontré: diario La Nación, sección Economía y Negocios, del 24 de julio, o sea del día de ayer, una reunión de la Rural con empresarios periodísticos. “Pucha –dije yo- a ver, vamos a ver qué es esto” Chiquitito estaba y dice: “La Mesa Directiva de la Sociedad Rural le planteó a un grupo de empresarios periodísticos su preocupación por la falta de diálogo con el Gobierno”. No se sabe de qué lado hay una falta de diálogo, si somos nosotros, ellos…bueno, no se sabe. Y “el desencanto que enfrenta la actividad agropecuaria”.

Yo no sé, ¿no?, pero, vos Wado que son de Mercedes, ¿cómo anda la soja?, ¿bien, no? ¿Te fue bien, no? Wado, herencia de su mamá, tiene un pequeño…se puso colorado… bueno, eso sí es herencia, la podés comprar. Y la verdad que hubiera sido mejor que no fuera herencia porque Wado es hijo de detenidos desaparecidos y la  herencia es de su madre detenida desaparecida, sería mejor que no tuvieras nada, que estuviera ella todavía y serías más feliz.

Pero bueno, en la reunión, “el desencanto que enfrenta la actividad agropecuaria”, me hizo acordar, ¿se acuerdan de aquella película de Luis Bruñuel, “El discreto encanto de la burguesía”, yo decía: “¿Cuál es el desencanto de la actividad agropecuaria? Están con unos números que no se pueden creer, con una actividad en expansión”.

Bueno, pero seguí leyendo, “así lo indicó la agencia DyN”, DyN, es la agencia de noticias obviamente del monopolio también.

Yo creo que los pescaron en la reunión y la blanquearon…mi impresión acá es que alguien los vio y la blanquearon antes de que los escacharan, como les pasó cuando fueron a la Corte, ¿se acuerdan, no? Y dice: “Así lo indicó la agencia DyN el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, tras el almuerzo que compartió con José Aranda, de Clarín, Jorge Fontevecchia, de Perfil, Julio César Saguier y Fernán Saguier, de La Nación, y José Claudio Escribano, de La Nación, en el predio de Palermo”. Como se ve, el comando en jefe de la cadena nacional del miedo y del desánimo.

Estaban reunidos y después, ¿de qué estarían hablando y de quiénes estarían hablando? Digo yo que se reunieron.

Después sigue y explica de quiénes estaban hablando y dice: “En el encuentro se analizaron cuestiones vinculada con el precio de los commodities, la intervención a los mercados de granos y carnes y también sobre la falta de contactos que mantiene el sector con el Gobierno nacional”.

¿Ustedes se acuerdan de esa película o de esa serie de dibujitos animados que estaba el perro Pulgoso que se reía, ji, ji, ji. La verdad que si Pulgoso lee esto, estaría igual riéndose.

Estaban hablando, seguramente, de qué título nos van a enchufar mañana, con qué nos van a salir pasado mañana.

Pero bueno, es un poco la prueba de cómo, ¿no?, de cómo se manejan las cosas, de cómo la coordinación es perfecta, cómo sale una cosa una cosa en un lado, otra cosa en otra, otra cosa en la otra.

Pero lo que más me llamó la atención fue el desencanto de la actividad agropecuaria. La verdad que es muy importante.

Quería un poco, casi con humor, porque si no te tomás esto con humor te tenés que pegar un tiro realmente, ¿no?, y la verdad que no tengo ninguna intención. Así que, quédense todos tranquilos…

Pero la verdad que quería comentar estas cosas en un día como hoy, en vísperas también del 60º aniversario que mañana vamos a recordar, como creo que hay que recordarla a Eva, vamos a ir a José C. Paz a inaugurar un plan de 900 viviendas para sectores populares, ella quería eso y quería recordarla en este mundo, porque la verdad que uno lee las cosas que decía ella y también él, Perón, acerca del mundo, de lo que podía pasar en el mundo, no era premonición, porque nadie puede hablar de premonición, simplemente análisis político.

En Eva era intuición pura, intuición de la que vino de abajo, intuición de su sensibilidad; en Perón era formulación teórica, un militar como todos los militares de aquella época, por lo menos, con una gran formación teórica y con un mundo y que había participado en un mundo tan complejo como fueron los escenarios del siglo XX. Pero en Eva era lo que yo denomino inteligencia emocional, inteligencia intuitiva, inteligencia del corazón, la que muy pocas veces falla, yo te diría casi ninguna. Por eso tenía esa forma de contacto, por eso también sufrió tanto y por eso también dio tanto, nada más ni nada menos que su vida.

Por eso creo sinceramente que la propuesta de trasformar paulatinamente en el marco de las posibilidades legales y operativas a este billete como el billete de 100 pesos de los argentinos, me parece que es un homenaje que no solamente se lo debemos a ella, nos lo debemos a nosotros. Porque, en definitiva, ¿cuánto…?

Yo me acuerdo, veo ahí pañuelos blancos, me acuerdo un día cuando hicimos un homenaje en la Casa de Gobierno, aquí en el Salón Blanco, estaba Néstor, y le entregamos, creo que era un homenaje al bombardeo del ’55 y habló Estela de Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, y ella contó que había estado en la Plaza, Tati también, no sé si estará por ahí Tati, Tati, vos también me decías “yo era antiperonista”, porque bueno, tanta gente, Rodolfo Ortega Peña también contaba y relataba cuando estuvo en la Plaza, era joven él y su novia, tanta gente, porque en realidad tampoco vamos a creer la Plaza estaba llena en ese golpe de estado, muy pero muy llena y agitaban todos con pañuelos blancos…

Y la verdad entonces que creo que este billete es un homenaje que nos debemos los argentinos, es también reparador de nuestros propios errores, de nuestras equivocaciones. Y no es que Eva haya sido perfecta, no es que haya sido una santa, al contrario, lo que la convierte en algo más grande, en algo más inolvidable e inmortal, es que fue una humilde mujer de pueblo que tuvo la inmensa suerte de encontrarse con un hombre y con un pueblo, porque se encontró con un hombre y con un pueblo.

Si no lo hubiera conocido a Perón, seguramente hubiera pasado a la historia como otra artista. Es que la historia es así, es la historia de la gente que se encuentra y de la gente que cuando se encuentra con la historia y con el pueblo tienen la decisión de transformarlo, de ir adelante, aún a costa de todo, de su propia vida.

Ese fue el caso de Eva y por eso creo que darle el billete a ella es también reparar las injusticias que hemos cometido los argentinos contra nosotros mismos y contra nuestros compatriotas, con sus errores y con sus aciertos. Pero cuando uno mira esa balanza de la justicia social, a la cual nadie puede negarse, a la cual nadie puede decir que no está de acuerdo con la justicia social, Eva en esa balanza pesa cuatro toneladas por lo menos y, entonces, por esas cuatro toneladas de ese cuerpo frágil, que apenas 38 o 39 kilos cuando murió, es que los argentinos estamos haciendo hoy este homenaje entre todos.

Muchas gracias y muy buenas tardes. (APLAUSOS)