Casa Rosada. Presidencia de la Nación Argentina

EN VIVO
Acto de nombramiento de Martín Sabbatella en AFSCA y entrega de Créditos del Bicentenario: Palabras de la Presidenta de la Nación

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE NOMBRAMIENTO DE MARTÍN SABBATELLA EN LA AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL (AFSCA), Y ENTREGA DE PRESTAMOS DEL BICENTENARIO.



Gracias, muchas gracias. Muy buenos días a todos y a todas.

Señores gobernadores que hoy nos acompañan de las provincias de Jujuy y de Tucumán: bueno, hoy como siempre, en gestión, que es lo que corresponde. Y para empezar el día, para empezar la semana con una nueva entrega de préstamos del Bicentenario, préstamos que, como ustedes saben, son préstamos a empresas argentinas, pequeñas, medianas y grandes con un plazo de 5 años de amortización, 1 de gracia y una tasa de 9.9.

En realidad con los 29 proyectos que entregamos hoy, estamos completando 491 proyectos por 10.058 millones de pesos desde que se inició este programa, que representa una inversión mayor de 15.000 millones en realidad, porque 10.000 son los préstamos pero los otros 5.000 son los que tienen que poner obviamente los que reciben el préstamo; una parte tiene que ser puesta por ellos como el financiamiento total del producto. Más de 30.000 puestos nuevos de trabajo, el último que fue a la firma que es la representante de Carrefour aquí en la Argentina, que si no hubiera sido por el acuerdo con Carrefour, 1.700, 1.800 familias argentinas hubieran quedado en la calle, producto del retiro de la cadena Eki, de la cual Carrefour se hizo cargo. Porque le convenía sí, pero porque también hay una responsabilidad que hemos logrado articular con el Estado y financiado de esta manera. Esto va a significar además un aumento anual de exportaciones por 16.000 millones de pesos, una sustitución anual de 5.900 casi 6.000 millones de pesos de sustitución de importaciones, esto es trabajo para los argentinos. Y se ha distribuido el total del programa, los 491 proyectos, entre 380 pymes y 183 empresas grandes para ampliar la oferta de bienes y servicios. Hoy tuvimos firmas muy conocidas como Rin, los famosos termotanques, yo recuerdo el primer termotanque que tuve fue Rin, está en San Luis. Y además quiero anunciar la distribución por provincias de estos 491 proyectos, porque hace al federalismo pero hace también a lo que todavía sigue habiendo, una fuerte concentración industrial y de generación de puestos de trabajo en la zona central.

De los 491 préstamos que hemos otorgado o del monto total, si ustedes prefieren, el 34.8 fue para la provincia de Buenos Aires, el 18.4 para la provincia de Córdoba, el 14,4, Agustín, para tu provincia, Santa Fe, comentáselo a los muchachos que gobiernan Santa Fe. Y el 10,7 para la Ciudad de Buenos Aires, para empresas radicadas aquí en la ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos 3,5 y luego vienen obviamente por una cuestión de estructura y de problemas que ya serían de densidad del tejido industrial acumulado en la zona centro. Como verán, un absoluto federalismo en lo que hace a la distribución de proyectos. Pero hay un proyecto muy importante también, todos son importantes pero además el de San Antonio que es el de… a ver si no me equivoco…ahí levantó la mano, muy bien, eso de levantar la mano me encanta, que es el tema de las baterías de litio, si mal no recuerdo. Vamos a hacer baterías de litio, los guiones de litio para las baterías de litio, también esto se vincula con el plan Conectar Igualdad, con lo cual los empresarios que están haciendo las computadoras del plan Conectar Igualdad, se conectan con los insumos básicos para ir completando de a poco la cadena. También La Mariposa que es para jabones, otra empresa que es para sustituir importaciones en todo lo que hace a cartones para cosméticos, en fin, una infinidad de proyectos que tienen que ver con agregar valor, sustituir importaciones, generar puestos de trabajo y ampliar la oferta de bienes y servicios, o sea inversión.

También debo decir, ¿se acuerdan que el día 3 de septiembre, al día siguiente del Día de la Industria, la comunicación, la disposición vigente del Banco Central en cuanto a que un 5 por ciento de los depósitos que tenían los bancos privados debían destinarse a inversión productiva? En ese momento yo medio me quejé porque solamente estaba el 10 por ciento. A fines de septiembre ya tenemos otorgado, los bancos privados y públicos del sistema tienen otorgado el 33 por ciento de lo que les corresponde, 3.900 millones, casi 4.000 millones en préstamos, todavía les falta un poquito para llegar a los 14.930 millones a los que tienen que llegar a fines de diciembre, pero estamos absolutamente convencidos de que si en un mes pasaron del 10 al 33, seguro que van a llegar al otro 66 que acá a octubre, noviembre y diciembre. ¡Felicitaciones! Cuando uno tiene algo que criticar o decir, tiene que decirlo, pero cuando las cosas se hacen hay que reconocerlas y todo hay que hacerlo públicamente, para que la gente sepa de qué se trata. Que el gobierno y las cuestiones del gobierno no sean un jeroglífico o una ciencia oculta solamente entendible para los que gobiernan y para los especialistas. Cuando las cosas las entienden los que gobiernan y los especialistas únicamente, es porque seguramente algo no anda bien.

También la Balanza Comercial, ya saben ustedes que la forma de conseguir dólares en la Argentina no es emitiéndolos sino a través de nuestra Balanza Comercial, de ingreso de turistas o bien de ingresos de inversiones. Son las tres fuentes, las únicas tres fuentes de ingresos que tenemos para tener dólares. La Balanza Comercial es de todas ellas tal vez una de las más genuinas porque es la diferencia entre intercambio que tenemos. Y debemos decir que al mes de agosto –ahí me corregió muy bien Moreno- llevamos al 10.031 millones de superávit de Balanza Comercial, es un 38 por ciento más de lo que llevábamos el año pasado que crecimos al 8.9 a esta misma altura y respecto de mes contra mes, agosto contra agosto hay un crecimiento de casi el 104  por ciento, porque pasamos de 800 millones de superávit en la balanza de agosto del año pasado a 1.628.000.000, hablamos de dólares porque esto es dólar, es genuino, es entrada y salida, lo cual a los que pronosticaron que íbamos a tener una balanza comercial 6.000 millones, la verdad que en un mundo donde han caído las exportaciones, y se nos han caído las exportaciones y también obviamente caen las importaciones porque están vinculadas al nivel de actividad económica, debemos decir que hay un muy buen desempeño de lo que es nuestra administración de comercio, que luego de los últimos discursos que escuché en la ONU de nuestro principal socio, mi querida amiga y compañera Dilma Rousseff, me puse muy contenta porque estamos en la misma línea, en la misma onda: sentimos como que nos quieren transferir de los países centrales la crisis y vamos a hacer todo lo posible, tomar todos los instrumentos y todas las medidas necesarias para que esto no suceda. Y al mismo tiempo seguir demandando a los países desarrollados el cambio de sus políticas para que ayuden a que nosotros crezcamos nuevamente, porque los últimos 10 años los que hicimos crecer el mundo fuimos las economías emergentes. Si ellos están en problemas, cambien, reorienten políticas, articulemos políticas entre países desarrollados y países emergentes para seguir sosteniendo las ruedas de la actividad económica global, la única garantía de que el mundo sea más seguro y la gente esté más tranquila en todas partes.

Pero bueno, vamos a seguir en el intento. También me gustaría charlar un poquito, hoy leía un titular en un diario, de vuelta con el término cepo cambiario. Me gustaría hablar del término, de la política y de los intereses que hay detrás de todo esto. Cepo, como ustedes saben y para los que no saben, es un instrumento de tortura del siglo XIX, que consistía en una cosa de madera donde se ponía la cabeza y las manos, pero que fundamentalmente refleja la inmovilidad, no te podías mover. Cepo es sinónimo de que no hay movimiento, de que nada se mueve, de que nada ingresa, nada egresa, que todo está quieto. Yo quiero leerles a ustedes las cifras del mercado único libre de cambios en la República Argentina en lo que hace a los dólares que hemos tenido que pagar y por qué conceptos. El Banco Central tiene más de 300 conceptos. ¿Por qué decidimos hacer más de 300 conceptos? Para desagregar, porque a través de determinados rubros por ahí filtraban cosas que no correspondían y cuanto más desagregada esté la salida más se puede analizar. Y no es una cuestión menor, porque por ejemplo cuando te demandan dólares para pagar servicios informáticos y técnicos hemos detectado a empresas que les hemos vendido más de 30 millones de dólares y cuanto les pedimos la contraparte de los contratos que tenían con el exterior para pagar esos 30 ó 36 millones de dólares, estaban y están un poco flojos de papeles. Esto no es un único caso, son varios.

Pero quiero ver varias cifras. Van a tener que encontrar otro título mediático porque cepo no da. Nosotros en lo que hace de enero a septiembre, por pago de importaciones hemos pagado 47.959.000.000 de dólares a importadores. ¿Escucharon la cifra? Casi 48.000 millones de dólares para pagar importaciones, esto para los que también hablan de las restricciones a las importaciones, que no se puede importar. Sepan los argentinos que de la Argentina salieron desde enero hasta la fecha 48.000 millones de dólares para pagar importaciones. Importaciones que permiten a todos estos señores que les hemos dado préstamos, empresas que muchos de los insumos que necesitan los tienen que importar. Muchos de los préstamos que hoy hemos dado son para pagar maquinaria nueva que permita dar mayor competitividad y calidad a los productos que van a producir, pero en importaciones solamente eso.

En pago de deuda, sea para organismos multilaterales, sea Boden 12 sean bonos PAR, Discount, que vienen de la época de los 90, más toda la reestructuración de la deuda que tuvo que hacer a partir del 2005 nuestro gobierno, llevamos pagado entre capital e intereses 11.024 millones de dólares salieron de la Argentina para pagar la deuda que gestionaron -aunque eso no es gestionar-, que hicieron otros gobiernos. Y que fue también producto de los años de la convertibilidad, el país se endeudada para poder sostener la ficción del uno a uno y ahora estamos pagando la fiesta nosotros, este gobierno.

Las importaciones representan el 61% del total de la salida de dólares y 14%.  Turismo, viajes y pasajes hemos pagado ya 5.457.000.000 de dólares, vi muchos argentinos en Nueva York así que doy fe de que pueden viajar, estudiar, una libertad absoluta. En ellos 5.457 millones, esto no es lo que van a cobrar en efectivo en la AFIP,  no, esto se lo pagamos a las empresas, esto es turismo, son agencias de turismo, pasajes, lo que les tenemos que pagar a las compañías extranjeras por la diferencia de pasajes de los que viajan de la Argentina para el exterior, todo esto es turismo argentino, 7% del total, casi lo mismo que representa para el PBI lo tenemos que dar para los que se van afuera, porque el turismo representa seis puntos y medio, siete puntos aproximadamente del PBI, prácticamente lo mismo tenemos que pagar en dólares para los que se van. Que quiere decir que está todo bien, que pueden viajar y que hay gente que tiene plata para viajar, lo cual nos pone muy alegres, pero por favor busquen otros títulos para los que queremos viajar,  porque en realidad pueden viajar todos lo que quieren.

En otros pagos de servicios, ¿qué hay en otros pagos de servicios? Lo que muchas veces son servicios profesionales, técnicos, servicios de informática, pago de asesoramiento profesional. Estamos pidiendo los contratos porque atrás de esos contratos muchas veces se esconde lo que se denomina dólar transferencia, que es el dólar que no está pagando ningún servicio sino que está sacando del país y no es retribución de nada. Cuando empezamos a pedir los contratos a algunos los papeles no les dan. En total en este tipo de pagos han salido del país hasta ahora 4.737.000.000 de dólares, el 6%. Y en otros rubros, de los tantos que hay en los 300, un 12%, 9.881 millones.

O sea, desde enero hasta la fecha han egresado del país, hemos tenido que entregar dólares por 79.088 millones, casi 80.000 millones de dólares. Así que vayan buscando otro título porque el de cepo me parece que no se corresponde con esta realidad.

Lo que creo es que sí podría hablar de algunos otros títulos anteriores a las medidas de administración de cambio que hemos tomado. En la jauja cambiaria, porque había una suerte de jauja cambiaria, porque en ningún país del mundo nadie puede comprar 2 millones de dólares por mes sin decir para qué es, no destinado a una actividad. Es más, hemos hablado con algunos vecinos de la región y dicen que cualquier persona que va a comprar más de 1000 dólares, hablo de una república muy cercana, caribeña, pero que tiene mucho con el tema de drogas y de cosas, cada vez que va a comprar 1000 dólares tiene que llevar casi el ADN, porque se piensa que alguien que puede andar con más de 1000 dólares en la mano… Esto no es aplicable aquí en la República Argentina porque hemos tenido una cultura del dólar, pero en cualquier otro país se lo ve casi como un narco porque no se permite este tipo de cosas. Por eso hablo de había una suerte de jauja y de timba también.

La timba la pudimos ver precisamente el año pasado,  acá debo tener los gráficos del Banco Central. Para que tengan una idea de cómo se mueve diariamente el mercado de cambios. El día 28, el último viernes, en turismo no más tuvimos que pagar 18 millones de dólares a agencias y demás, no a los que van a retirar dólares de efectivos. En total por ejemplo el día jueves se vendieron más de 266 millones de dólares y el día viernes más de 360 millones de dólares por día. ¿Están escuchando? Por día. Con lo cual, creo que hay que buscar otro título porque en realidad ningún economista serio puede, creo, estar hablando de cepo. Queda muy impactante como título mediático, es fantástico, pero no tiene nada que ver con la realidad.

Lo de jauja cambiaria, cuando una persona física o jurídica podía comprar 2 millones de dólares por mes, sin decir para qué era, o sea mire, “voy a comprar un comercio, voy a invertir en esta máquina”, no, no, no, iba, compraba 2 millones de dólares por mes y no tenía obligación de decir para qué los quería. No era para ninguna actividad productiva ni para comprar esto ni para comprar lo otro.

Bueno, eso era administración de jauja que se agravó en un mundo en donde a partir de todos los movimientos especulativos, a partir de toda la guerra de monedas y de toda la guerra comercial, obviamente todos los gobiernos comienzan a tomar medidas para cuidar sus reservas que son, además, la garantía de tener…no, no tener vulnerabilidad, porque vulnerabilidad tenemos siempre, reducir, en todo caso, la vulnerabilidad teniendo un colchón de reservas que nos permita cierto grado de economía en un mundo más complejo.

Pero también podíamos denominar al período anterior el de timba cambiaria. Timba cambiaria que se expresó muy claramente durante las elecciones del año pasado.

Yo el otro día lo comentaba y una persona que lo escuchó aquí en la Argentina dijo “yo no sabía eso”. Tal vez cometimos un error. Tal vez cometimos el error de no hablar con los números claros y concretos de lo que había pasado en la Argentina, pero con el ánimo de que nadie se sienta mal ni de confrontar ni de debatir ni de discutir, tomamos las medidas que…Esto es como cuando uno no le anda explicando a todo el mundo por qué esto, por qué lo otro, por qué aquello, toma medidas en la creencia de que los actores económicos van a actuar con cierto grado de racionalidad y, bueno, y transmitir. Pero evidentemente, esto no sucedió, así que una se ve obligada a dar estos números claros y concretos.

Desde las PASO, que fueron las elecciones primarias obligatorias que por primera vez inauguramos conun sistema absolutamente transparente en la República Argentina para elegir candidatos en los partidos políticos, que fueron en agosto y entre el mes de octubre, para ser más precisa el 23, en el que me consagré electa presidenta por el 54 por ciento de los argentino, se llevaron –y esto sí tengo que decir, es un término feito, pero bueno-, pero por qué digo se llevaron, porque hicieron correr en el mercado el rumor, si no busquen las crónicas de los diarios, escuchen a los economistas que hablaban por la televisión, de que luego de las elecciones iba a haber una gran devaluación.

¿Saben lo que pasa? Que todos esos piensan que todos somos como ellos, que todos somos como los que dijeron una cosa en las elecciones y después hicieron otra totalmente diferente. Oltri tempi recuerdo el grado del anterior gobierno que terminó en el 2001, con la mayor crisis, donde dijeron que venían a cambiar todo y no solamente no cambiaron nada, sino que hicieron las cosas peor todavía. Pero lo cierto es que en ese período, entre agosto y septiembre, se fueron 4.700 millones de dólares por efectos de timba cambiaria, por especulación netamente financiera.

Para que ustedes tengan una idea: con esos 4.700 millones y 900 millones más, hubiéramos pagado el BODEN 12, que ya pagamos, nos hubiera también alcanzado para los 3.500 millones de dólares que tenemos que pagar en diciembre del cupón de crecimiento de la reestructuración de deuda que tuvo que hacer primero Néstor y después yo.

Ah, a estos 11.000 millones, tienen que pensar que tenemos que agregarle otros 3.500 millones y algunos milloncitos más que vienen de organismos multilaterales, de ALADI, etcétera, etcétera, de algún Par, de algún Discount también. Par y Discount son otro tipo de bonos argentinos, no tan famosos como los BODEN 12, pero famosos por cierto y que hay que pagarlos y son hasta el 30 y pico, 2033, la edad de Cristo y 2035. Hasta ahí va a haber que pagar esos Par y Discount.

No, por suerte no vamos a estar, otro tendrá que pagarlo, sí, sí, por fin alguien que pague algo que no seamos nosotros. Sí, por favor.  

Esperemos que los paguen y que no les digan a los argentinos que tienen que tomar más deuda porque están mal y entonces es que después empieza de vuelta la ronda. Porque nos hemos matado los argentinos en estos 9 años y, sobre todo, este Gobierno, desendeudando para que, precisamente, tuviéramos mayor fortaleza  y mayor grado de autonomía.

Para terminar con el tema del título mediático y lo del cepo cambiario, la timba especulativa que se dio con motivo de las elecciones y que intentó, además, presionar a esta Presidenta a una devaluación, solamente permitió que entre enero y septiembre del 2011 se pudieran comprar 2.851 millones de dólares nada más, contra los 8.400 que habíamos comprado en el mismo período en el 2010 y contra los 8.038 millones que llevamos comprados en el 2012, y que son parte, porque son 8.000 millones, de lo que nos permite, junto con la balanza comercial, junto con el ingreso, junto con la inversión extranjera directa, precisamente hacer pago a todo lo que necesitamos, los pasajes, las importaciones, etcétera.

Así que creo que es hora de encontrarle algún otro nombre a los que no están de acuerdo, que alguien puede no estar de acuerdo con esta política cambiaria, por supuesto, tienen todo el derecho a no estar de acuerdo con esta política. Lo que hay que encontrarle es el nombre adecuado y el dirigente político adecuado que lo exprese verbalmente ante la sociedad, porque yo no puedo hacerme cargo de expresar cosas que no siento y en las que no creo. Yo represento a los que creen que tenemos que privilegiar el trabajo y la industria nacional, soy de las que creo que tenemos que cuidar nuestras reservas, soy de las que creo que no tenemos que endeudarnos y si tomamos deuda es para hacer obras de infraestructura, obras importantes como cuando vos te comprás una casa que te endeudás pero que te queda la casa, no para salir a bailar o a veranear.

A mí me enseñaron desde chica que si no había plata para ir a veranear, no se veraneaba, me quedaba en mi casa. Pero, bueno, ¿se entiende lo que quiero decir, no? No estoy en contra de los que sacan créditos para ir a veranear, por favor. Porque mañana el título de Clarín es: “Cristina no quiere que nadie tome crédito para veranear”. Así que veraneen con crédito o como quieran, no me interesa.

Pero, ¿qué es lo que hace un administrador del Estado? Un correcto administrador del Estado, se endeuda para gastos de capital, nunca para gastos corrientes, nunca para pagar sueldos. ¿Qué son gastos corrientes? Los que tenés que pagar todos los días, todos los meses, esté como esté la economía. Vos tenés que endeudarte y te endeudás para hacer grandes obras, capitalización del país, que le quede al país en infraestructura. Digo estas cosas que parecen obvias porque después de algunas cosas que he escuchado parece ser que no son tan obvias algunas cosas, nada es obvio, todo hay que explicarlo y contarlo muy bien.

También he firmado el decreto que determina que a partir del día de la fecha es presidente del AFSCA el diputado Martín Sabbatella. Te habían confundido una vez con Sbatella en un artículo, tanto mentir que se habían confundido. Después se rectificaron en la versión on line, pero ya era tarde. También escuché por ahí que decían que vos no podías ser porque habías votado la ley, vos no eras diputado cuando la ley se votó. Así que es cuestión de tener que andar aclarando cosas que son obvias, porque participó en las elecciones del 2009 y nadie lo puede tildar de pro oficialista. El encabezaba una lista y mi compañero de toda la vida, el ex presidente Kirchner, encabezaba la otra lista. Debe haber pocos casos en el mundo en que pasen situaciones como la que estamos viviendo hoy de pluralidad y diversidad en serio. Porque de pluralidad y diversidad de piquito conozco un montón, pero esto realmente es pluralidad y diversidad. Y obviamente cuando hay tanta pluralidad y tanta diversidad, tanto matrimonio igualitario, tanto derecho humano defendido, tantos sectores vulnerables incorporados, y bueno sí, se generan obviamente reacciones. Y reacciones que son de pequeños, medianos o…, no voy a medir el tamaño de los sectores, sí lo que puedo decir es la virulencia, la violencia y la agresión, que esto es lo feito.

A todos les propongo, a nuestros compañeros, a nuestros amigos, a los que nos quieren y a los que no nos quieren, que cada uno exprese sus ideas, que encuentre los dirigentes que puedan expresárselas, que no se enojen con nosotros por no expresar las ideas de ellos porque no las tenemos, tienen que buscar algún dirigente que se ponga al frente de esos reclamos, para hacer una sociedad más democrática. Porque la puja…, no, nosotros a la agresión, a la confrontación vamos a responder con gestión, porque a nosotros nos votaron no para confrontar ni pelear, ni mucho menos para hacer actos de violencia, como el que le pasó el otro día…, miren que yo lo peleo muchas veces a Moreno, la verdad que lo peleo, pero la verdad que lo que vi el otro día, ese féretro, eso fue terrible. Sinceramente se los digo porque,  ¿saben a qué me hizo acordar? Yo tuve 20 años una vez –los tuve- y recuerdo un país horrible, en donde había una violencia, que por supuesto nunca va a volver porque estaba todo programado, articulado y era absolutamente el preanuncio de lo que vino después, de la noche más trágica que vivieron los argentinos, a partir del 24 de marzo. Pero ver ese féretro con el tiro en la cabeza de un funcionario público, o de cualquier otra persona, la verdad que me parece espantoso. Menos ir a hacer cosas a la casa de él, para eso está la Justicia.

Muchas veces uno cuando le pasa una cosa así, es militante y es apasionado como Moreno, y cada uno con sus limitaciones y con su virtudes, siempre la tentación de convocar a otros…, no por favor, yo les pido a todos y cada uno que cuando vea un acto que constituya una violación de algún derecho, que constituya algún delito, una amenaza de muerte o cualquier cosa, por favor no convoque a los compañeros, tome un abogado, vaya al primer juzgado y haga allí la denuncia, porque ese es el camino que nosotros tenemos que vivir en una sociedad democrática. Cuando nos parece que alguien es violento, agresivo, que viola derechos, que viola el Código Penal, no hay que responder, porque se puede hacer cualquier cosa con los caníbales, menos comérselos como digo yo. Nunca hay que tener una conducta simétrica, vivimos en una sociedad democrática donde esperemos que los jueces sepan garantizar la integridad física de todos los funcionarios y también de todos los ciudadanos, o de todos los ciudadanos aunque sean funcionarios públicos, porque el hecho de ser funcionario público no le  da ningún privilegio pero tampoco le quita ningún derecho de los que tiene cualquier ciudadano a ser protegido por la ley y la justicia cuando recibe una amenaza de muerte y cuando recibe incitaciones por parte de terceros para que se trasladen a la casa de esa persona con la imagen de ese féretro. Eso es una incitación a la violencia física y a la muerte contra un funcionario público o un ciudadano. Olvídense, porque mañana puede ser alguien que está a favor de tal o cual cosa.

Entonces aprendamos a tener diferencias, si estamos a favor del matrimonio igualitario, si no lo estamos, si hay quienes piensan que quienes cometieron delitos de lesa humanidad son héroes de la patria, tienen derecho a pensarlo; tienen derecho a pensarlo, no tenemos que enojarnos.  Yo soy de las que piensan que los delitos de lesa humanidad -como piensa la mayoría en el mundo- son imprescriptibles y tienen que ser juzgados por la Justicia, pero hay gente que no, hay gente que los considera héroes de la patria y tiene todo el derecho a hacerlo, pero no a cometer actos de violación a las leyes porque los organismos de defensa de derechos humanos jamás en los más de 20 y pico de años de sus reclamos pacíficos lo hicieron; no vi a ninguna madre ni a ninguna abuela poner féretros o poner tiros en la cabeza de nadie. Yo siempre las admiré por eso.

Así que mucha gestión, mucha militancia, eso sí, mucha difusión de nuestras ideas, de nuestras políticas; mucha construcción en los barrios, en los territorios, trabajando junto a la gente. Es lo que siempre hemos hecho, desde muy jóvenes algunos y otros que por supuesto tienen 16 - 17 años y me hacen acordar cuando en nuestra época nos decían bueno, yo fui peronista antes que vos. Cómo no vas a ser peronista antes que yo si naciste hace 30 años, yo tengo 20 ó 19.  ¿Viste esas cosas ridículas de los que andan queriendo lograr identidades que no están totalmente consolidadas per se y la quieren lograr a través de una cuestión de escalafón o una cuestión de recurrir a los muertos? Yo siempre digo que a los muertos hay que honrarlos, hay que recordarlos pero nunca traerlos o arrastrar los cajones pensando que con eso van a lograr identidad política. Identidad política no se logra con los muertos, se logra con los vivos, con los ciudadanos que están vivos. Esa es la verdadera identidad política.

Entonces les digo a todos, amigos, compañeros, no tan compañeros, no tan amigos, extraños, ciudadanos en general, cada uno con sus ideas, cada uno con su partido y si no le gusta ninguno funde otro. Hay un montón de partidos, que funde otro pero tampoco quieran poner en cabeza de la Presidente que sea la que tenga que encabezar los reclamos de políticas que nunca compartió ni compartirá, me parece que es un tema para otros.

Pero hablando de Martín, y disculpame porque hablé tanto, la designación de Martín  tuvo un apoyo realmente muy importante y muy diverso por parte de organismos de derechos humanos, por parte de intelectuales, de artistas, de ONG, de partidos políticos, de políticos, en fin, de muchos, y también tuvo impugnaciones, tuvo cuatro. Hay que contar todo y nadie silba, todos escuchan con respeto. Tenemos que dar el ejemplo, tenemos que ser mejores también nosotros mismos, todos los días un poco mejores y no repetir las conductas que criticamos.

Entonces hubo cuatro impugnaciones, tres de diputadas de la oposición; una diputada del PRO, que antes te había dado un premio creo, cuando era miembro de una ONG -porque muchos se camuflan a partir de las ONG- que criticaba mucho la política y terminó en un partido político, ¿adivinen cuál? El PRO.  Otra diputada de la Coalición Cívica y una tercera diputada que no sé en qué partido estará ahora porque ha estado en muchos partidos políticos; está sentada en una banca del Parlamento no importa en qué partido, en algún partido está y sino no se hagan problema que ya lo encontrará, como ha encontrado partidos desde siempre. La cuarta impugnación -y pido silencio absoluto por favor y también ninguna respuesta de ningún tipo- es del Grupo Clarín, que es la cuarta impugnación que tuvo el diputado Martín Sabbatella.

Me enteré ayer leyendo un diario, Martín, que The Wall Street Journal te había dedicado también un artículo muy meritorio poniéndote como ejemplo de la política argentina. Cuando lo leí me dije ¿no me estaré equivocando? Porque ese diario nos sacude desde el 2003 en adelante sin tregua ni pausa, pa, pa, y lo consideró un político maravilloso. No estaba Zannini, se había ido a Córdoba, creo que eso me detuvo el cambio, pero la verdad que me impactó cuando lo leí. Creo que a ningún político argentino The Wall Street Journal le dedicó… ah sí, puede ser a Cavallo, a Menem, a de la Rúa.  Bueno no importa, hagan de cuenta que no dije nada.

Pero Martín te vas a enfrentar a una dura y noble tarea, que es la de terminar la democratización, profundizar y terminar la labor de la ley que en estos días, el próximo 10 octubre, cumple tres años de sancionada. El 10 octubre próximo la Ley de Servicio de Medios Audiovisuales cumple tres años de sanción. Una ley modelo, que fue primero un anteproyecto, 25 foros y es muy parecido a lo que estamos haciendo con la reforma al Código Civil y Comercial que está yendo fantástico todo, casi lo mismo y con incorporación de cosas que hemos recibido en ese trayecto. Incluso el decreto que la reglamentó también fue un decreto único en el que se dio amplia participación. Esta ley va a cumplir tres años y el 7 diciembre es el plazo que vence para la desinversión que marca el artículo 161.

Martín va a estar al frente, junto a otros funcionarios, obviamente, y el conjunto del gobierno en lo que respecta y compete a cada área al frente de esta tarea. Quiero decirte que vas a sufrir de ahora en más, Martín, que recibiste premios Konex, premios Clarín, artículo del Wall Street Journal, premios de las ONG y no sé cuántas cosas más, faltó que te declararan Miss Universo nada más, porque te declararon todo. Te aclaro que desde ahora te convertiste en feo, sucio y malo, y que te van a poner a prueba tergiversando lo que vas a decir: vas a decir  blanco y  van a ponen negro,  vas a decir colorado y van a poner azul, te van a descontextualizar frases, como hicieron conmigo acá mismo, me descontextualizaron una frase e hicieron creer a mucha gente que no me había visto que yo había dicho que era Dios o que había que temerme como a Dios. O como el otro día intentaron descontextualizar, ahí estoy viendo al intendente de La Matanza,  no sé qué cosa respecto de mí y la Universidad de La Matanza o de La Matanza en general.

Quiero agradecerte Fernando, porque sé que tuviste palabras verdaderas acerca de lo que es mi relación con La Matanza. Pero vos sabés que recibí innumerables mensajes a través del Facebook, del Tweet, personales, pero hubo el de una chica -entre los muchos tweets que me mandaron- que me hizo acordar de algo que me había olvidado; que me había olvidado yo, que se habían olvidado todos mis funcionarios también, que seguramente tampoco se acordaba Fernando y seguramente tampoco lo recordó el Rector de la Universidad de La Matanza, pero sí se acordó una alumna de La Matanza,  que quiero leerlo, es cortito. Andrea Mendoza dice: “el 17 octubre de 2008, mientras los inadaptados que existen en cualquier sociedad lamentablemente se peleaban por homenajear a Perón en San Vicente, Cristina Fernández de Kirchner daba un discurso impecable en la Universidad Nacional de La Matanza. Fui testigo y desde ese día decidí apoyarla porque me convenció. No recibo ningún plan”, y pone plan entre comillas, se ve que hay mucha carga con esto de la gente que tiene que estar aclarando que cuando comparte una idea no es porque le dan un plan o una asignación universal por hijo, sino porque comparte proyecto político. Dice “no recibo ningún plan, sólo el beneficio de poder estudiar en esa casa de altos estudios gracias al aporte de más de 40 millones de personas que habitan nuestro país, que con el pago de sus impuestos me permiten desarrollarme sin pagar un arancel. Ella fue quien me lo hizo notar aquel día y jamás me lo voy a olvidar.” Después dice otras palabras que no corresponde que las diga porque parecería que me estoy haciendo autobombo.

Pero yo me había olvidado de muchas cosas -uno no tiene tantas cosas-, que van a cumplirse ahora cuatro años de ese 17 octubre y pedí que me trajeran el discurso que yo había pronunciado en la Universidad,  que por cierto desde que está este gobierno –como bien lo decía Fernando- ha aumentado exponencialmente el número de alumnos  y sus recursos. ¿Saben cuánto aumentaron los recursos de la Universidad de La Matanza del 2003 a la fecha? 820 por ciento.

Pero ahí me acordé que ese día había ido con él a la Universidad de La Matanza, hay unas fotos muy lindas. Pedí el discurso, porque no me acordaba obviamente lo que había dicho. Yo había dicho de los hospitales que estábamos construyendo en La Matanza, les había contado -y pueden ver las frases, después las voy colgar en mis páginas de Tweet y Facebook- cuando digo que ustedes son privilegiados es porque muchos de los que inclusive viven en La Matanza tampoco van a poder ir a la Universidad de La Matanza y con sus impuestos, aún los desocupados, aún los que reciben la asignación universal por hijo, están contribuyendo a que ustedes tengan una universidad pública. Esta es la verdad y por supuesto lo saben los matanceros que desde que soy Presidenta he ido como 15 veces a La Matanza. Y si cuento los actos electorales y las videoconferencias bueno, no sé, pero por lo menos 15 veces. Escuché hablar a gente que no debe conocer La Matanza ni en fotos, y que en La Matanza  tampoco la conocen ni en fotos, esto es lo más importante.

Así que quería agradecerle a esta alumna que me trajo recuerdos de ese día, porque habíamos ido a La Matanza, fue un acto precioso, estuvimos con su Rector, seguramente él también se olvidó. Yo te voy a dar una foto para que se la lleves, porque fue un acto precioso. Hay fotos de Néstor con el Rector, conmigo, con los alumnos, unas fotos preciosas. Fíjate yo que joven estaba allí y qué feliz. Ahí tenía una cara que no voy a volver a tener nunca más; puede ser que me cambie la cara, es cierto, pero estaba él con su corbata celeste, que es la que más me gustaba. Es raro que no se acuerde el Rector que había ido una Presidenta y un ex Presidente a La Matanza, pero bueno, no importa, por ahí se olvidó.

Yo me acuerdo porque fue un acto precioso a la mañana, había no solamente alumnos de la Universidad, había mamás, fue un acto muy lindo, la Universidad es preciosa, pero a la tarde teníamos el acto de homenaje a Perón del 17 de octubre, en la quinta de San Vicente. Y me acuerdo también de ese día, van a cumplirse cuatro años. Me acuerdo porque Néstor como siempre se recostó un rato a dormir la siesta antes de ir al acto, teníamos que estar a las 4 de la tarde en San Vicente, yo me estaba arreglando y de repente uno de mis secretarios me dice “doctora, prenda la televisión que se están agarrando a tiros en San Vicente” “Vos estás loco, qué me estás diciendo”, le contesté.  Y prendí la televisión. Y bueno, no recuerdo si  todos los argentinos dicen lo que yo digo que tenemos que desterrar, esa violencia, pero me vino a la memoria porque él, cuando yo lo despierto, le digo Néstor,  Néstor,  no podemos ir a La Matanza. Le relaté los hechos, no quiero tampoco magnificar; le relaté los hechos, el famoso Madona, que no era por cierto la Madonna que baila y canta sino él con su arma, el tiroteo que se armó y el espectáculo que fue eso. Ustedes saben que él quería ir, esto fue lo más grave de todo.  Dijo no,  hay que ir porque no puede ser, porque si no es darle la razón a los violentos. Le dije no, al contrario, hacer acto de presencia en un lugar donde suceden estas cosas es ratificar a los violentos, no hay que ir. Lo convencí y no fuimos al homenaje entre comillas que hace cuatro años intentaron hacerle al presidente Perón. Y creo que lo que quiere el presidente Perón -yo creo en la otra vida- lo que quiere Eva, lo que quieren todos los que se fueron, es que los dejen descansar tranquilos, que nadie invoque su nombre ni en vano ni para el utilizado políticamente. Los muertos necesitan paz y los vivos necesitamos amor, necesitamos gestión, necesitamos ideas, ideales por los cuales vivir, por los cuales seguir justificando nuestra presencia a través de la vida.

Por eso yo valoro tanto el esfuerzo y tengo tanto orgullo de los miles y miles de jóvenes que se han incorporado a la política. Pero es bueno decir estas cosas para refrescar la memoria. Fijate vos, lo hace una alumna, no me lo dijo ningún funcionario, que bueno es también, yo también me había olvidado que ese día, justo un 17 octubre, había pasado todo eso y esta joven me mandó, entre tantas otras, ella se ve que lo tenía muy presente, porque me lo mandó, es alumna de La Matanza y yo ese día explico en el discurso esto de porqué hay algunos que ni siquiera van a poder terminar la secundaria y mucho menos llegar la universidad.

Por esa gente es que todavía debemos seguir trabajando y llevando las políticas que llevamos adelante. Hemos dado un salto cualitativo formidable, de aquel 54% de personas pobres estamos hoy en un seis y medio, pero ese seis y medio, que parece muy poco, es casi 1.700.000 personas por debajo de la línea de pobreza. Y también hemos bajado del 27,7 a uno coma y pico en indigencia, pero representa 350, 360 mil personas que están abajo de la línea de indigencia. Por eso hablar de cepo cambiario, hablar de restricciones a las importaciones, con los números que les di, en un país con las cosas que hemos hecho desde 2003 a la fecha, con todo lo que todavía falta hacer y con este mundo que –créame- es de una complejidad y de un desafío en los tiempos que vienen, que va a exigir una muy férrea defensa de los intereses nacionales. Pobres de los países, aquí o en cualquier parte del mundo, que tengan gobernantes que no antepongan los intereses de sus ciudadanos y quieran rendir pleitesía o quedar bien con los de afuera antes que con los de adentro, pobres los países.

Sabemos que la pelea es fuerte, fondos buitres, cada vez que vamos a algún lado ahí están diciendo que no pagamos la deuda, y lo que es peor, argentinos asociados a los fondos buitres. Ojo, los que están asociados a los fondos buitres algunos no saben pero otros cobran y muy bien, son los que los representan en los estrados internacionales para que los argentinos les paguemos lo que no debemos y lo que se llevaron realmente ellos. Son ellos los que deberían pagar.

Así que quiero convocar a todos los argentinos a la unidad nacional, más que nada, porque es un instrumento básico para poder seguir creciendo y además hacerlo en paz. A todos los que comparten nuestras ideas a defenderlas con claridad, con firmeza pero sin violencias ni agravios ni descalificaciones. Ante el agravio, la descalificación o la agresión, la explicación. Los números son claros, las cosas que hemos hecho son claras, las obras están, los trabajos están y los vamos a seguir defendiendo con uñas y dientes a través de inversiones como las del Bicentenario. Nuestros alumnos con un 6.47; nuestras universidades con un punto del producto bruto interno, cuando estamos viendo aquí cerquita que nos ponen como ejemplo, del otro lado de la cordillera. Cada país es soberano en materia de definir sus políticas, no tengo por qué meterme, pero Dios mío, qué orgullo tengo de esta escuela creada por la 1420 y la educación universitaria gratuita y pública establecida por el general Perón, de la cual esta Presidenta y su compañero fueron parte, de la universidad pública nacional. Cuánto orgullo de tener un sistema educativo que quiere ser imitado por muchísimos países del mundo. Una gestión que ha creado 9 universidades públicas y hace pocos días autoricé 3  universidades de carácter privado.

En fin, un país diverso, plural, donde hay debate, donde hay política, pero por sobre todas las cosas donde hay la democracia más plena de la que se ha gozado desde décadas y décadas en toda nuestra historia y me siento responsable como Presidenta de la Nación de seguir garantizando esa democracia para los 40 millones de argentinos. Muchas gracias y muy buenas tardes a todos.