Casa Rosada. Presidencia de la Nación Argentina

EN VIVO
Acto por el tercer aniversario de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual: Palabras de la Presidenta de la Nación

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE LA AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL (AFSCA), EN EL MUSEO DEL BICENTENARIO, CASA ROSADA.

 

Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señores Gobernadores y Gobernadoras de las distintas provincias argentinas; queremos también darle la bienvenida al señor Jean-Luc Mélenchon, que fuera candidato a Presidente por la República de Francia, que hoy nos acompaña y ha querido estar presente en este acto, le damos la bienvenida: casi que después de las palabras de Martín Sabbatella no debería hablar, ha sido tan explícito, pero la verdad que es una fecha muy especial, hoy se cumplen tres años de la sanción y promulgación de esa Ley de Servicios de Medios Audiovisuales, auténtica creación de la sociedad, del pueblo de la Argentina. No fue un proyecto del Poder Ejecutivo, no fue un proyecto de ningún legislador, fue una construcción colectiva. Por eso tiene esa fuerza, por eso tiene esa inserción.

Recién Martín recorría muy rápidamente los números: 5.000 licencias tiene otorgado el Estado Argentino en radios, canales de televisión; 4.500 de esas licencias pertenecen a 2.500 titulares, personas físicas o jurídicas; las otras 500 están divididas en 250 en 25 grupos y las otras 250 en un solo grupo. La verdad que tenemos también muchas cosas para las cuales alegrarnos, las cosas que hemos logrado en estos 3 años y que han sido explicitadas por Martín, por el video: la generación de nuevas productoras, de nuevos contenidos, de nuevos emprendimientos, de nuevos puestos de trabajo, todo lo que va a ser y es conocido a diario por nuestra sociedad y que lo vamos difundir a través de estos dos videos. Él hablaba de un 7 de diciembre, de un 7D, que la Corte Suprema de Justicia de la Nación en un fallo ha marcado como el plazo para terminar con el proceso de adecuación que marca la ley y que increíblemente – tal vez usted no lo pueda entender Jean-Luc Mélenchon – pero le va a pasar lo mismo que a Chirac que no entendía que Astiz estaba en libertad. Tampoco se puede entender que una ley sancionada en el Parlamento Argentino, por amplía mayoría, pase tres años y todavía no se pueda cumplir, pero estás cosas pasan. (APLAUSOS). Pero junto a estás cosas han pasado muchas cosas importantes, como todo estos emprendimientos, estás 24 comunidades de pueblos originarios que han podido acceder a una señal, como las universidades, el orgullo que tiene esta argentina - como egresada de la Universidad Nacional de La Plata – LU11, la radio universitaria más antigua del mundo, señores: La Plata. Así que de acá un saludo para esa radio histórica. (APLAUSOS).

Y Martín hablaba del día 7 y que entonces al otro día el 8 tiene que cumplirse. El 8 no vas a poder Martín porque es el día de la Virgen, es sábado además – ya lo vi yo en el calendario – es el día de la Virgen. Ese día los que creemos en Dios – Moreno va a ir a Luján ese día, ¿no es cierto?- ese día va en peregrinación a Luján porque creemos en la Virgen, pero el día hábil siguiente por esas raras casualidades y esos destinos es el día 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos Universales. (APLAUSOS). Nada más y nada menos.

Como decíamos hemos visto en estos tres años medidas y medidas judiciales y jueces puestos a dedo. La última semana, los últimos quince días vimos como se intentaba frustrar que un organismo de la Constitución, creado por la reforma del año 94, como el Consejo de la Magistratura no pudiera designar los jueces surgido de un concurso que lleva ya más de 3 años y que fija como principio – algo que Jean-Luc Mélenchon va a entender muy bien – porque es el principio del juez natural, que hace al debido proceso. Cuando te ponen jueces especiales se rompen los principios básicos del Derecho Penal Occidental, que establecen que los jueces deben ser los jueces naturales, tanto en lo civil, como en lo penal, como en lo administrativo, como en todas partes.

Yo confío en las instituciones en mi país, tengo el deber como Presidenta de la Nación de hacerlo. Primero porque la inmensa mayoría está dentro de la ley y quiere vivir dentro de la ley. (APLAUSOS). Hay 2.500 titulares que están dentro de la ley y no solamente eso, sino que además podrían tener más licencias, y otros 25 grupos que han reconocido la autoridad del AFSCA, la autoridad del Poder Legislativo y en definitiva la autoridad del Poder Judicial de la Nación, que son los tres poderes básicos para vivir en una sociedad democrática. Porque esto – y esto lo quiero remarcar – que comenzó siendo un desafío si la sociedad argentina podía darse una nueva Ley de Medios, que asegurara la pluralidad, la diversidad, las distintas pinturas – a las que hacía lugar Martín, en un giro poético que me gustó mucho – las distintas pinturas se ha transformado, o lo han transformado precisamente los que se niegan a aceptar la vigencia de las instituciones en otra cosa, ya no es un desafío a ver si podemos hacer más plurales y más diversos, es un desafío a la democracia misma, si realmente puede haber algún sector, si realmente puede haber algún grupo económico, si realmente puede haber alguien que esté por encima de los tres poderes del Estado. Yo sinceramente creo que esto es un desafío muy grande, porque la construcción de la democracia, hoy, en el mundo contemporáneo tiene que ver con este reconocimiento de la democracia, pero tiene que ver también, se entronca no solamente con el reconocimiento de los tres poderes, sino también con la pluralidad de las voces.

Y si no miremos lo que está pasando, lo que ha pasado en los últimos días aquí en la región, cuando los medios no solamente porque esto no es un problema que aqueje únicamente a la República Argentina. Aqueja a la República Argentina en la medida en que no hay un cumplimiento de la ley, pero realmente la deformación, la distorsión, la no posibilidad de acceder a la verdad, a través de los medios de comunicación se da a lo largo y a lo ancho del planeta.

Si ustedes pudiera leer, hoy, un editorial, la editorial, del día de la fecha, del New York Times, donde hace mención precisamente a la distorsión y a la deformación… ustedes saben que va a haber elecciones dentro de unos días, como las hubo en Venezuela, hace unos días. (APLAUSOS). Va a haber elecciones en Estados Unidos, el martes 6 de noviembre y compiten, obviamente… no, no, no hay que silbar a nadie, van a elecciones y punto. Van a elecciones el partido republicano y el partido demócrata. En el día de la fecha el editorial del New York Times, uno de los diarios más importantes del mundo, tal vez el más importante de los Estados Unidos de Norteamérica… ustedes saben que en Estados Unidos quien es dueño de un diario no puede ser titular de ningún medio audiovisual, o sea quien es dueño del Washington Post, del New York Times no pueden… esta limitación en la Argentina no existe, quien es dueño de un diario puede ser también dueño de una radio y de una televisión; en Estados Unidos no.

The New York Times, en el día de la fecha, porque se puso en duda las cifras de desempleo, se han puesto en duda las cifras que elimina el Centro de Estadísticas y Censo Norteamericano, por parte de los republicanos, porque dicen que las cifras de desempleo no es la que anunciaron del 7.8, sino que es mucho más y que se ha hecho para impulsar la campaña de Obama. Y bueno, hay una campaña muy fuerte, a través también de los medios de comunicación.

The New York Times, hoy habla de “el mundo de las conspiraciones”, y dice: “vivir y darse manija – escuchen, no es mío lo de manija  - “vivir y darse manija en ese mundo de teorías conspirativas significa rechazar cualquier forma de realidad objetiva”. ¿Le suena? “Cuando los números de desempleo dan bien están evidentemente ‘dibujados’ (encomillado del diario); cuando las encuestas ponen a Obama al frente son sesgadas; los certificados de nacimiento son falsificaciones; los programas de protección social son favores para partidarios; la reforma del sistema de salud es socialismo y la publicidad de las donaciones de campaña es anti-empresarial. Nadie esperaba que los republicanos celebraran una tendencia positiva para el país (…)”. ¿Se escucha lo que estoy leyendo, no? “Nadie esperaba que los republicanos celebraran una tendencia positiva para el país, pero casi de inmediato los presentadores en Fox News y los editores de los sitios web de la derecha vieron algo más siniestro: una conspiración, liderada por la campaña”. ¿Vieron una cosa curiosa? Utilizaron la palabra derecha, o sea en los Estados Unidos los medios saben que hay una derecha. Ustedes escucharon que algún medio de comunicación argentino hable de algún sector de la derecha; parece ser que todos están del centro para allá. (APLAUSOS). Estás son las cosas que yo admiro de esa democracia.   

Y más adelante, “La acusación es absurda. La Oficina de Estadísticas Laborales, que junto con la Oficina del Censo realizan Encuestas de Hogares, está a cargo de funcionarios de carrera y es impermeable a la presión política y a la manipulación, como todo, salvo los hipnotizados en Washington entienden, pero esta vez, los teóricos de la conspiración fueron más allá de lo habitual. Jack Welch, ex CEO de General Electric, dijo que funcionarios de Obama en Chicago habían, obviamente, cambiado los números a pesar de que no tenían ningún tipo de evidencia”.

El artículo sigue, pero díganme si este artículo no podría ser de cualquiera de los diarios de nuestro país, no de todos, sino de algunos, sería injusta también mencionarlos a todos.

Esto para que veamos lo importante que son las pluralidades. Y miren que aquí en realidad, en Estados Unidos, realmente, hay ley antimonopólica de medios, pero realmente, cadenas como la Fox o como la CNN, también, en cierta medida, monopolizan la información.

Y también nos tocó vivir, como actores regionales hace unos días, la misma manipulación respecto de una elección que finalmente terminó convirtiéndose prácticamente de nacional en internacional y con un impacto regional que le dieron los propios que pensaban, debido a las mentiras que habían montado, que el presidente Chávez iba a perder las elecciones.

La verdad yo no había hablado del tema…Mañana ya les digo el título: “Reunión chavista”. Así que, se los adelanto.

Pero yo no había hablado de las elecciones porque no acostumbro a hablar de las elecciones de ningún país por una cuestión de no intromisión en los asuntos internos. Pero resulta que, la oposición o ciertos sectores de la oposición plantearon casi como que había elecciones, no solamente en Venezuela, sino también en la República Argentina.

Parece como que tuviéramos que tener elecciones todos los meses, o sea, desde octubre a acá deberíamos ir a elección todos los meses y realmente…bueno, fueron presas de su propia estrategia equivocada en ver todo como una catástrofe, en ver todo mal, en estar, como decía hoy Atilio Boron, en el octavo círculo del Dante que es el de los mentirosos contumaces.

Yo creo que la lección de democracia, de representación…Quiero agradecer también las palabras del presidente Chávez, no hacia esta Presidenta, sino a quien fuera mi compañero y el reconocimiento que hiciera a quien fuera presidente de todos los argentinos, mi compañero eterno de vida, en su labor en Mar del Plata, lo puso como al frente de la batalla en el ALCA y también su dedicación el día del triunfo.

Yo estaba mirando televisión y cuando vi en el Palacio de Miraflores a militares venezolanos en la terraza de la Casa de Gobierno agitando banderas venezolanas, banderas de su país, sentí un poco de envidia y me hizo acordar a aquel peronismo de los primeros años, del 46, donde pueblo y Fuerzas Armadas estaban absolutamente consustanciados con un proyecto de país. Me emocionó mucho ver a esos militares agitando las banderas de su país en la defensa de un proceso democrático, popular, nacional, diferente, porque cada uno de los gobiernos de la región, somos diferentes. Nos une a todos nosotros, sí, o por lo menos a la mayoría de nosotros, un punto en común: la movilidad social ascendente para nuestros pueblos, la inclusión social, las posibilidades de la educación, de la comida, de la vivienda, los derechos.

Por eso hay alegría. Jauretche decía siempre que las mayorías son siempre alegres, porque siempre las mayorías se constituyen, se conforman sobre la conquista y la ampliación de derechos. Quien conquista derechos, quien tiene más derechos, siempre está feliz. Y las minorías que pierden privilegio, solo tienen odio. Eso lo decía Arturo Jauretche.

Pero yo no quiero odio en mi país, porque, en realidad, este proyecto que llevamos a cabo desde el año 2003, no ha afectado los derechos, al contrario, este proyecto ha tenido la virtud de que los derechos que ha ampliado, que los derechos que otros han conquistado, no ha sido mermándole derechos a otros. Al contrario, esos otros tienen y están todavía aún mejor de lo que estaban en el año 2003.

Lo que pasa es que muchas veces los privilegios no consisten únicamente en conceptos económicos; consisten en conceptos culturales, en sentir a otros inferiores o diferentes para sentirse uno superior.

Por eso digo que yo aspiro a un país con mucho amor, aspiro a un país donde haya discusión, debate, pero que lo sean con argumentos, sin esas visiones catastróficas y apocalípticas que son imposibles de discutir. Cuando se niega todo, cuando nada se quiere ver, cuando se niegan todas las conquistas que hemos logrado, algunas incluso como la Asignación Universal por Hijo, que fueron proyectos de las minorías, adoptados en este caso por el Gobierno.

Claro, estos proyectos por ahí afectan sí algunos privilegios económicos. Yo no voy a olvidarme una reunión que tuve con gobernadores de la oposición hace ya dos o tres años atrás, y uno de los gobernadores, no los otros, uno solo que no es de nuestro partido, manifestó que en realidad la Asignación Universal por Hijo había traído el problema de que no se conseguía gente para trabajar porque no querían trabajar. Le dije: “No, mire, gobernador, lo que no se consigue es gente para explotar después de la Asignación Universal por Hijo, pero no para no trabajar”.   

Como decíamos ayer junto a los compañeros de la Confederación General del Trabajo, que vinieron a visitarme, y les comentaba esta anécdota. En realidad, la Asignación Universal por Hijo, obviamente, no ha solucionado los problemas de todos los argentinos, sin lugar a dudas. Pero ha permitido completar en muchos hogares un ingreso que les permite llegar a fin de mes.

Pero además, ha permitido, y por ahí está el encono de algunos sectores, que ya no pueda poner una empleada en su casa a trabajar por 200 o 300 pesos únicamente, sino que tenga que pagar más. O conseguir alguien que recoja la fruta en trabajos golondrinas o cualquier otro tipo de trabajo estacional porque, obviamente, la gente al tener ese ingreso, exige un mejor ingreso para ir a trabajar.

Pero, por favor, quién puede creer que la Asignación Universal por Hijo va a quitar trabajadores. Al contrario, agrega mayor nivel de actividad económica a todos los sectores porque impacta directamente en el consumo y no es por nada, el increíble desarrollo que han tenido todas las cadenas de supermercados  y de consumo electrodoméstico, etcétera, etcétera en este país.

Para terminar, y por qué es tan importante también esta Ley de Medios para permitir todas las voces y para evitar las distorsiones y para evitar los títulos mediáticos repetidos como disco rayado monocordemente, aquí tengo una vez más una cuestión que se ha venido dando con el tema –ya lo he repetido, creo, en otro oportunidad- del famoso cepo al dólar.

Señores: quiero decirles las últimas cifras de egresos netos de dólares en la República Argentina desde enero de este año hasta octubre. Hemos llegado a la cifra –y me quiero poner los anteojos para no equivocarme- de 80.017 millones de dólares que han egresado únicamente del mercado único libre de cambios para pago de importaciones. Tanto mito con respecto a las importaciones.

Bueno, quiero adelantarles que la Argentina ha tenido que pagar por importaciones, 48.588 millones de dólares. El 61 por ciento de esos 80 mil dólares. Pagos de deuda, sector privado, 10.505 millones de dólares; gobiernos locales, 553 millones de dólares; el resto…el total, por deuda, no del Estado, que ese es otro capítulo, 11.186 millones de dólares.

Turismo y viajes y pasajes: 5.537 millones de dólares y en buena hora que los argentinos puedan viajar. Otros pagos de servicios, 4.000; otros, 9.000, en total 80 mil. Y si le sumamos los dólares que ya no salen del mercado único de cambio, sino que salen directamente de las reservas, porque son los fondos del FONDEA para pagar la deuda que estamos pagando los argentinos y este Gobierno, provenientes de etapas pasadas y de otros gobiernos, llegamos a entre enero y septiembre del 2012, 6.357 millones de dólares entre títulos y organismos multilaterales.

En septiembre solamente, 543 millones, y en lo que va de octubre, ya llevamos pagados de deuda otros 246 millones de dólares.

¿De qué cepo cambiario o cepo del dólar están hablando?

En realidad acá lo único que hay es cepo democrático para el cumplimiento de la ley.

Queremos sinceramente dirigirnos y me dirijo como Presidenta de todos los argentinos, a todos aquellos que tienen responsabilidades institucionales en los tres Poderes del Estado: la ley debe cumplirse para todos, la ley debe ser igual para todos. No podemos vivir en una sociedad en que unos puedan cumplir la ley y otros violarla o lo que es peor aún, violentar los organismos de la Constitución para lograr designaciones o evitar designaciones que son las que establece la ley.

Pero tenemos que estar contentos igual, tenemos que tener alegría igual, porque hemos logrado muchísimas cosas y vamos a seguir logrando muchas otras.

Yo tengo gran confianza en la labor de Martín y de su equipo frente al AFSCA, gran confianza porque lo sé un hombre comprometido, no hace falta pertenecer a un mismo partido, tenemos también los argentinos que comprender la necesidad de ampliar nuestras bases de sustentación. Pero también la necesidad de saber que cuando el pueblo, que cuando el soberano, como le gusta decir a Hugo, decide, son ellos los que deciden quién va a tener la iniciativa política del país. Y esto no significa que las minorías no tengan derecho. Las minorías siempre…los 40 millones de argentinos tienen todos los derechos y garantías que les da la Constitución, pero en la segunda parte de la Constitución, se establece quiénes gobiernan, cómo gobiernan y cómo se hace. La Constitución hay que leerla completa, del primer artículo hasta el último. 

Y además, saber que quién tiene la iniciativa política, tiene, no solamente el derecho, sino la obligación y el mandato de quiénes lo votaron de cumplir con las cosas por las cuales lo votaron.

Yo me pregunto y para terminar con esta cuestión: cuando el 6 de noviembre Estados Unidos elija presidente, si gana Obama, ¿qué va a decir? Voy a seguir las políticas del Partido Republicano. No, va a seguir sus políticas. Y si gana el señor Romney, del Partido Republicano, ¿qué va a seguir? Las políticas de su partido, no las de Obama, las está combatiendo a tambor batiente.

Entonces, por favor, no necesitamos consejos externos; necesitamos mucho consenso interno entre todos los argentinos para saber que tenemos un país y un pueblo soberano, una Constitución que respetar, una ley que es igual para todos. Porque solamente nos hará libres, solamente seremos verdaderamente libres todos y cada uno de los 40 millones de argentinos, si cada noche, cuando nos acostamos, luego de saludar a nuestros hijos, de darle un beso a nuestro compañero, al que le quede y tenga la suerte de tenerlo, apaga la luz y sabe que la ley es para todos y que al otro día todos van a tener las mismas obligaciones.

Yo quiero vivir en ese país, no en ningún otro, y es este, mi país, la República Argentina.

Muchas gracias y buenas tardes a todos. (APLAUSOS)